jueves, 4 de marzo de 2021

ESTRATEGIA CANARIAS DESTINO

 

Canarias Destino es el título. El título de un salto. Una nueva estrategia promovida por la consejería de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias para redefinir el modelo turístico de las islas durante los próximo tres años y afrontar los cambios del sector en la era post-COVID.

Se trata de una estrategia compartida de transformación, luego todos los sectores económicos de las islas deben sentirse implicados para significar su acceso a los turistas a través de la tecnología propiciando una experiencia más auténtica y sostenible. Si se acepta que el turismo son experiencias, estamos ante una gran oportunidad no solo para asumir definitivamente la digitalización sino para impulsar el desarrollo de la economía local y la mejora del producto turístico a través de la conexión de las empresas de los sectores primario, industrial y comercial con las empresas turísticas y de éstas con los turistas. Lo dicho: ha de ser un salto cualitativo.

No será fácil alcanzar el objetivo trazado pero, sobre el papel, importa llevar a cabo plasmar la colaboración entre los sectores público y privado que permitirá a las administraciones públicas y al ámbito empresarial entenderse de manera eficiente, cooperar y construir un nuevo ecosistema más sostenible, resiliente, competitivo y generador de más valor al destino. Por fin parece que se cumple la máxima tantas veces escrita: sectores público y privado, condenados a entenderse. La primera lección práctica sería esa: menos recelar unos de otros y resultar más operativos.

La consejera del ramo en el Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla, ha resaltado que Canarias será la primera comunidad autónoma que lidere esta transformación digital del turismo: “Nuestro objetivo es promover el impulso de la economía de las islas a través del consumo de la oferta local y proporcionar a los agentes económicos locales una conexión directa con los turistas. La tecnología va a ser nuestra gran aliada para, además, mejorar la experiencia de nuestros visitantes”, explicó. Todo ello sin olvidar la imprescindible seguridad sanitaria del destino que requiere la actual crisis provocada por la Covid y en la que Canarias ha trabajado desde el inicio.

La consejera de Turismo hizo hincapié en el punto de partida en el que se encuentra ahora mismo el destino, con la pandemia como elemento decisivo y la lucha contra el cambio climático como un reto ineludible. “La mejor respuesta para los millones de personas que volverán a viajar en un futuro que se espera inmediato a las islas pasa por hacer visible el producto turístico a lo largo de toda su cadena de valor, a través de una plataforma que desarrolle un modelo de negocio similar al de los operadores globales. No queremos sustituirles, queremos sumarnos a ellos y ofrecer una alternativa distinta a nuestro tejido económico y a nuestros visitantes”.

Dos factores clave en Canarias Destino, la estrategia que se pone en marcha: implicar al talento existente en la sociedad canaria y adoptar los nuevos modelos de negocio de plataformas digitales, a través del despliegue de las capacidades tecnológicas como las Smart Cities, la Inteligencia Artificial (IA) o el Internet of Things (IoT), el cada vez más conocido Internet de las Cosas.

Desde la consejería avanzan que el diseño de la estrategia se centrará en favorecer al máximo el intercambio entre los proveedores y los turistas a través de una serie de componentes. Están convencidos de que las herramientas digitales citadas anteriormente permitirán disponer de un mayor conocimiento sobre los hábitos de compra y preferencias de los turistas, una información estratégica que hasta ahora no se poseía y que será esencial para ofrecer un mejor servicio al turista y generar valor tanto al destino como al sector. Impulsar y orquestar la transformación digital de las miles de pequeñas empresas que conforman el producto experiencial del destino beneficiará a la economía local a la par que mejora la experiencia del turista.

Canarias Destino incluye, por cierto, un denominado Canal Turístico Digital que, según ha trascendido, será el instrumento para que las empresas turísticas canarias puedan comercializar sus productos y servicios directamente con el turista. Para ello se desarrollará un Canal Digital (App y Web) entre el destino y el turista que permita la venta de dichas actividades.

En fin que la estrategia entraña el aprovechamiento de la experiencia y de los valores del destino. Un salto cualitativo. Los tiempos y las circunstancias lo exigen.


miércoles, 3 de marzo de 2021

'LA ESTRELLA', DEPLORABLE ESTAMPA

 

Seguro que el entusiasta concejal-delegado de Fiestas y Patrimonio en el Ayuntamiento del Puerto de la Cruz, Alberto Castilla, toma la iniciativa con tal de encontrar una solución. No va a ser fácil, desde luego, porque la complejidad de ese expediente debe ser mayúscula, especialmente a partir de la consideración de Bien de Interés Cultural (BIC) que le fue otorgada hace décadas.

Hablamos de la estación de servicio localizada en la Punta de la Carretera, popularmente conocida como ‘La Estrella’. Cualquiera que circule por los alrededores, en coche o a pie, se encontrará con una impactante estampa de abandono, de desperfectos, de espacios inutilizados., impropia de una de las salidas circulatorias más importante del municipio.

Claro, el abandono, fruto del cierre parcial y de la carencia de mantenimiento, cuando se acentúa alcanza niveles penosos… y hasta vergonzantes. Las dependencias de la planta inferior de la estación llevan años cerradas. Han ido cediendo hasta las puertas y las cadenas que las resguardaban e impedían el acceso de vehículos que, aún así, tratan de buscar algún espacio para estacionar. Como son muy visibles desde la calle Cupido o desde la ascendente Agustín de Bethencourt, la realidad del deterioro se palpa desde cerca.

La estructura exterior de la edificación –donde ha brotado alguna especie arbórea- presenta desconches varios, señales de desprendimientos, cristalería destrozada, despintados… en suma, un adefesio urbanístico.

Es imposible mantener la declaración de BIC con estas condiciones que han ido al limbo, es decir, a ese lugar en el que ni el concesionario ni la administración local tienen ganas ni –probablemente- competencias efectivas para reacondicionar. La declaración fue concedida por la originalidad de las formas arquitectónicas de la estación, erigida frente al rascacielos construido en pleno desarrollo turístico de los años sesenta.

Pues ahí está, viendo pasar el tiempo, con sus evidentes huellas de desidia, la estación de servicios de la Punta de la Carretera. Alguien debería mover ficha para ver si hay alguna salida. Nos consta la intención del concesionario, hace años, para activar una solución que chocaba con las concepciones y cierta rigidez en la declaración de BIC que hacía difíciles –por no decir imposibles- las posibles modificaciones, incluso las tareas de reacondicionamiento y las alternativas de uso.

Pero ya se ha llegado a esos extremos inadmisibles, a esa realidad espantosa que daña la vista. Miles de coches y miles de personas circulan a diario por la zona. ‘La Estrella’ es de las que no brilla, de las que ofrece una cara poco amable y poco edificante. Alguien debería dar el paso para revisar a fondo su realidad presente, aunque el proceso de negociación esté erizado de dificultades.

Lo que no puede ocurrir es que haya que seguirse tragando, sin más, la deplorable estampa.

martes, 2 de marzo de 2021

MOVILIDAD, PASOS SEGUROS

 

El sector turístico empieza a digerir que habrá sustantivas modificaciones en el modus operandi para su reactivación. Las informaciones que se acumulan dan a entender que algo se mueve, que la demanda de viajes se va acentuando y que los gobiernos, del signo que sean, se han dado cuenta de que, aún resultando una paradoja, la recuperación económica depende, en buena medida, de la normalización en ese mismo sector, necesitado –como otros muchos- de ayudas directas.


Ya hemos comentado que los certificados o pasaportes de vacunación figura entre los soportes de la reactivación del negocio turístico. La ministra española de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha defendido ante la Comisión Europea (CE) que tales certificados son determinantes para retomar la movilidad de una forma segura. Por eso, Maroto aboga por el desarrollo de un programa de recuperación del turismo comunitario con cargo al nuevo marco presupuestario. El objetivo es claro: lograr que Europa siga siendo un referente turístico en todo el mundo.

La ministra propone que se acelere el desarrollo de instrumentos digitales de información sanitaria interoperable entre los países, como el certificado de vacunación para facilitar la movilidad interrumpida por la pandemia. Además, cree que es necesario que se avance en la adopción de protocolos comunes en todos los Estados miembros para evitar las prohibiciones de circulación de viajeros dentro del mercado interior y también con terceros países, especialmente en el caso de Reino Unido, ya que la coordinación en esta materia será fundamental para garantizar la gradual recuperación del turismo.


Reyes Maroto., consciente de que el sector está al límite de sus posibilidades de resistencia, ha insistido en que es importante disponer de las herramientas adecuadas para iniciar la movilidad y volver a situar a Europa como un destino de viajes seguro en el momento que los datos de incidencia del virus lo permitan.


Asimismo, según informa la agencia Efe, se muestra partidaria de ampliar el Reglamento de Extensión por Categorías de ayudas compatibles con el mercado interior para reforzar el marco de ayudas de estatales y favorecer esquemas de ayudas a la solvencia de las empresas turísticas que van a tardar más tiempo que otros sectores económicos en recuperar su actividad.


En fin, que habrá que urgir a los órganos competentes la preparación de las certificaciones de vacunación que impriman a los viajeros y a los turistas que deseen volver a serlo la seguridad necesaria para sus desplazamientos. Y pensemos también en el personal local con el que habrán de relacionarse, un amplísimo espectro en sectores y servicios que también habrá de desenvolverse con seguridad.


Los pasos, seguros.


lunes, 1 de marzo de 2021

INFORMACIÓN DIFERENCIAL Y NOTICIAS RUTINARIAS

 

Wikipedia define un bot como un programa informático que efectúa automáticamente tareas reiterativas mediante Internet a través de una cadena de comandos o funciones autónomas previas para asignar un rol establecido. Se trata de una definición funcional que no hace diferencias en cuanto a su implementación. Un bot puede estar diseñado en cualquier lenguaje de programación, operar en un servidor o en un cliente, o ser un agente móvil. A veces se denominan ‘Sistemas Expertos’ dado que muchos se especializan en una función específica. Algunos ejemplos de bots son los rastreadores web de los motores de búsqueda de Internet, que recorren los sitios web de forma automática y recopilan información de los mismos de manera mucho más rápida y efectiva de lo que lo haría una persona. Los bots "buenos" cumplen los estándares de exclusión de robots, que los operadores de servidores pueden usar para influir en el comportamiento de un robot dentro de unos límites. Los bots "maliciosos" se utilizan, por ejemplo, para recopilar direcciones de correo electrónico con fines publicitarios para hacer copias masivas no autorizadas de contenidos web o para espiar de manera sistemática las vulnerabilidades de software de los servidores con el objetivo de penetrar en ellos. En las redes sociales, los bots se utilizan para simular la interacción humana, hinchando artificialmente el número de visitas o seguidores, o automatizando respuestas para posicionar mensajes o influir en debates. Los denominados bots conversacionales son sistemas de inteligencia artificial que simulan una conversación con una persona utilizando el lenguaje natural.

Nos parece necesaria esta introducción para explicar que una empresa de tecnología sueca, “United Robots”, ha publicado recientemente un estudio técnico en el que se describen algunos de los beneficios de la automatización de las tareas en las redacciones mediáticas a través de los bots. Algunos periódicos, efectivamente, están explorando vías de automatización de contenidos en sus redacciones, con el fin de liberar a los periodistas de tareas rutinarias y así lograr que dispongan de un margen más amplio para concentrarse en información diferenciada y de calidad. Los contenidos van desde la autopublicación de noticias basadas en pocos elementos hasta el rastreo de banco de datos. Como los habituales consumidores de información ya deben saber, en el contexto actual, en el que la mayor parte de los medios están apostando por modelos de suscripción, y es necesario centrarse en la calidad y no tanto en el volumen, el uso de bots puede ayudar a encontrar el equilibrio entre esa información diferencial y lo que son noticias rutinarias. Que hay que dar, de acuerdo, y que ahora ocupan tiempo de los redactores, como primeras crónicas de deporte, información de terremotos, siniestros y otras noticias de alcance.

¿Nos encaminamos hacia redacciones robotizadas? ¿Se devalúa la capacidad creativa de los periodistas? Hay que responder negativamente. La empresa sueca vislumbra que esta automatización entrañará mejoras hasta en cinco aspectos o áreas que a continuación reproducimos:

Volumen. Cobertura más amplia, granular y potencialmente hiperlocal. Es uno de los valores fundamentales de la automatización.

Velocidad. Historias escritas en segundos, todas a la vez y en cuanto pasa algo.

Coherencia. Los datos regulares y fiables significan información siempre actualizada.

Precisión. Los robots no cometen errores. Si está en los datos, está en la historia. Si no lo es, no lo es.

Descubrimiento de historias. El robot analiza los datos, detectando eventos o patrones inusuales. Pueden utilizarse para ampliar artículos o como alertas para que la redacción realice un seguimiento.

Según el estudio de “United Robots”, “los editores con los que trabajamos tratan a los robots como reporteros cuyo trabajo es hacer tres cosas: entregar las últimas noticias, cubrir historias hiperlocales y revelar historias basadas en datos en la mesa de noticias”. La conclusión es clara: donde hay datos se puede poner palabras.

Teóricamente, estas innovaciones han de ser útiles para ofrecer información local. La inteligencia artificial, que es de la que estamos hablando, se impondrá en las redacciones para automatizar contenidos, al menos en un primer nivel de acercamiento, el que tiene ver con servicios, porque está claro que podrá publicarse de manera automática cualquier información que provenga con datos. Hay quien habla de “tormenta perfecta de oportunidades locales”.

Pero, a pesar de los propósitos de automatización, la investigación escandinava no desdeña el parecer y la aportación de los periodistas locales que, naturalmente, seguirán siendo un factor diferencial pues se verán fortalecidos con un mayor volumen de contenido de servicios generado automáticamente sobre clima, tráfico, información financiera e inmobiliaria, deportes, registro de empresas y actividad económico-administrativa. Las consecuencias directas son que se dispondría de un paquete informativo muy atractivo para ser explotado también por publicidad y no dejar que lo hagan redes sociales donde están proliferando dadas sus ventajosas ofertas.



domingo, 28 de febrero de 2021

CARLOS ACOSTA Y EL RELATO DE UNA ALCALDÍA

 

                                donde la vida sabe a empeño viejo (Enrique Azcoaga Ibas)


Es la Villa y Puerto, donde al mediodía de hoy domingo, en la plaza de Arriba, si la lluvia no lo impide, será presentado el libro de Carlos Acosta García, “Recordando el pasado de Garachico”, dedicado íntegramente a glosar la alcaldía de Lorenzo Dorta García (1969-1987). La ex rectora de la Universidad de La Laguna, Marisa Tejedor, tendrá a su cargo la intervención principal.

Se trata de un relato muy bien documentado, doscientas páginas, que engloba artículos e informaciones aparecidos en la prensa insular entre el 22 de septiembre de 1969 y el 30 de junio de 1987. Van acompañados de una prolífica selección fotográfica que permiten rememorar la intensa actividad institucional y pública de aquellos años.

Carlos Acosta García, docente escritor y periodista, ya ha cumplido 91 años. Cuando sabíamos de algún acto en Garachico, Carlos estaba allí. Con eso bastaba para estar seguros de una constancia fiel y equilibrada (Aún recordamos un festival de variedades que presentamos, en tiempos de juventud formando parte del Cima Club, en las escalinatas de la plaza, cuando se nos escapó por el micrófono la orden de continuar a una de las señoritas que exhibía un modelo de moda zíngara y que se había quedado estancada en el escenario. O cuando en una noche gélida, años después, introducíamos en La Caleta de Interián, en víspera de San Andrés, al ilustre biólogo Carmelo García Cabrera, fundador del Laboratorio Oceanográfico de Canarias). Carlos Estaba allí.

En 1971 fue distinguido por el Ministerio de Educación y Ciencia con la Orden de Alfonso X el Sabio, categoría de Cruz. Es miembro de número de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife, del Instituto de Estudios Canarios adscrito a la Universidad de La Laguna y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

A lo largo de los años ha publicado treinta y cuatro libros, de los cuales treinta y uno versan sobre hechos y personajes garachiquenses. Galardonado con varios premios periodísticos y literarios, ha intervenido como pregonero y mantenedor de celebraciones festeras de numerosas localidades tinerfeñas.

No pudo encontrar Acosta mejor introducción para su nueva obra que estas líneas del que fuera Premio Nacional de Literatura, Enrique Azcoaga Ibas: “A la hora de soñar ya tengo un nuevo pueblo, denominado Garachico, donde la vida sabe a empeño viejo”. Porque la definición, en efecto, condensa los afanes de una población, su lucha contra los elementos, sus anhelos para superar la lejanía, su vocación americanista (sin olvidarse de Génova, de Tavira, sur de Portugal, y de Madeira), su apego a la cultura, su gratitud y su solidaridad. Carlos está integrado en todas esas cualidades; es más, ha sido el puntual cronista de muchas de ellas, como lo prueba este nuevo libro en el que se relata una alcaldía que Lorenzo Dorta García desempeñó, en el período apuntado, con la dedicación propia de las personas que aman a su pueblo sin reservas.

En fin, otro documento para referenciar un período muy concreto de la historia de Garachico, que está plagada de eso, de empeño y de amor por la obra bien hecha.


sábado, 27 de febrero de 2021

PASAPORTES DE VACUNACIÓN

 

Un nuevo concepto sobre el tablero: pasaportes de vacunación. Tras la reunión de los líderes de los países de la Unión Europea (UE), así han cobrado carta de naturaleza. Lo anunció la canciller alemana, Ángela Merkel. Los pasaportes servirán para viajar dentro de la UE el próximo verano y posiblemente también con terceros países. Sobre el papel, pensando en la pr´`óxima temporada estival, se procura dotar de un soporte de seguridad que impulse los viajes y las estancias de quienes desean vacaciones o hacer turismo.

Se sabía que varios países y empresas estaban trabajando en certificados de vacunación contra la COVID-19 con el objetivo de impulsar la economía. Pero la iniciativa plantea cuestiones científicas y éticas que hacen que algunos expertos y dirigentes estén en contra. En efecto, el pasado 19 de enero la Comisión Europea aprobó una serie de recomendaciones para intensificar la lucha contra el coronavirus. Entre ellas estaba acelerar aún más la distribución y administración de la vacuna. En esta reunión también se debatió la creación de un certificado de vacunación europeo común. Este documento sería un acta reconocido por los veintisiete países miembros que sería entregado a aquellos que se vacunen. Sin embargo, la creación de este documento digital ha generado algunas voces criticas que aseguran poner en riesgo los derechos humanos. Quienes discrepan, en efecto, señalan que estaríamos ante un documento identificativo en el que la indicación de estos datos tiene una serie de implicaciones morales bastante cuestionables. El dejar viajar a unos países a ciertas personas y no a otras por estar vacunadas cuando no es algo obligatorio podría resultar un acto discriminatorio. Además, por el momento, no todo el mundo puede vacunarse. Estos pasaportes no podrían distinguir a quienes no se vacunan por decisión propia y a los que no pueden por razones médicas.

Pero bueno, lo cierto es que llegó Merkel y mandó avanzar, de modo que algunas organizaciones empresariales apenas tardaron en identificarse con la medida, como la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) que preside el tinerfeño, Jorge Marichal. Para la CEHAT, la puesta en marcha de este sistema, con carácter de urgencia, entraña garantía sanitaria y propiciará la movilidad segura de los viajeros en todo el ámbito de la Unión Europea. Lo considera un instrumento clave para recuperar la confianza y reactivar la demanda.

Para esta representación empresarial, es una muy buena noticia pues poner en marcha mecanismos como este, permite activar la movilidad segura en todo el ámbito europeo, independientemente de las pruebas que se establezcan, del ritmo y de la evolución de la campaña de vacunación.

Ha dicho Marichal que “era una necesidad imperiosa que venía denunciando el sector turístico casi desde el comienzo de la pandemia puesto que, en un contexto como este, es fundamental para controlarla a través de la trazabilidad de los viajeros y para posibilitar la actividad turística”.

Aunque la voluntad ya está determinada, veamos ahora cómo evolucionan los acontecimientos. Las autoridades europeas han de ponerse de acuerdo para que la medida se note en el movimiento de los mercados. Los pasaportes de vacunación han de propiciar más controles y más garantías que incidan en la pretendida recuperación del sector turístico.

La Comisión Europea ha establecido el plazo de tres meses para definir las condiciones técnicas de los pasaportes. Y en este sentido, la CEHAT insiste en que es muy importante que ese documento, que pretende compatibilizar los diferentes pasaportes de vacunación que se están elaborando en la UE, contemple todas las opciones y sea flexible, pero que es urgente ponerlo en marcha cuanto antes.

En fin, que los pasaportes de vacunación, pendientes de las bendiciones definitivas, surgen para contribuir a la movilidad segura y a la reactivación del sector. Confiemos en que su gestión y utilización sea eficaz.



viernes, 26 de febrero de 2021

LA DERECHA, EN TRANCE

 

Le han dicho al líder del Partido Popular (PP), Pablo Casado, que no le servirá de nada cambiar de sede si no cambia también de estrategia. Y se ha puesto en ello, aparentemente, después de la catástrofe electoral de Catalunya. Concertar con el PSOE la renovación de los órganos –el primero de ellos, el consejo de administración de Radiotelevisión Española- ha sido una primera prueba que, teóricamente, habrá de tener continuidad. Ahí está pergeñándose, en efecto, una solución racional y equilibrada –dentro de las coordenadas políticas, pacta sunt servanda- para el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Ya se verá.

Mientras tanto, Casado debe ser consciente de que su tarea prioritaria es fortalecer esa estrategia política si quiere robustecer, de paso, su liderazgo. No es que pese mucho aquella foto de Colón, de la que no ha discurrido mucho tiempo, sino que el avance de la ultraderecha y la resistencia de Ciudadanos a fusionarse o a integrarse en busca de una casa común, hacen que su papel sea escrutado cada vez con mayor fiereza, expuesto al fuego amigo que ya se sabe cómo se emplea. La sombra de otras causas judiciales, no solo la de Bárcenas, planea inquietante a la espera de resoluciones cuya materialización añade más pimienta al pote de la incertidumbre, sobre todo si profundiza en el desgaste producido.

La democracia española, en tiempos de desafección política como son los que corren, agravada por la crisis sanitaria, necesita una derecha sólida que no esté al socaire de radicalismos ocurrentes y de vaivenes que no conducen a buen puerto. Una derecha con proyecto político que forje una alternativa con mimbres propios y esté a la altura de las exigencias de nuestros días. Ya no bastan discursos sustanciados en patriotismo facilón y descalificaciones recurrentes. Se necesita, ante la amenaza constante de los populismos emergentes y de los ya consolidados, una acción creativa que rechace o destierre los revanchismos y no se entretenga en tacticismos ni disputas que, a la larga, siempre son improductivas. Precisa el conservadurismo español, identificado en el Partido Popular, dosis de pensamiento operativo avanzado y modernista. Un discurso propio, renovado. Ya van unos cuantos viajes al centro y, sin embargo, parece como estancado, a la espera de que las inyecciones liberales, si es que las aplican, surtan su efecto.

Eso significa superar los comportamientos erráticos. Seguir a remolque en el gran escenario sociopolítico de nuestro tiempo es autocondenarse a la pérdida de credibilidad, un lastre demasiado pesado para el debate y la búsqueda de alternativas. España necesita instituciones estables, una sociedad cívicamente saludable que vaya arrinconando corrupción, demagogia y propaganda malsana, despilfarradora y descontrolada. Los agentes sociales, partidos políticos, profesionales, empresas, sindicatos y universidades esperan proyectos políticos serios, bien fundamentados, viables, que abran camino en medio de las incertidumbres que nos azotan. El PP tiene su modelo, de acuerdo, pero ha de hacerse mirar (para sobrepasarla) su erosión política, sobre todo porque no todo depende de la pujanza económica que está por ver y gestionar adecuadamente.

La derecha, en trance. Ardua tarea para Casado. Para el líder y para el equipo, más allá de los poderes influyentes. Que sigue habiéndolos, por cierto. Y está demostrado que van a lo suyo.



jueves, 25 de febrero de 2021

NO ES SOLO CERRAR PARÉNTESIS

 

Las ha anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en sede parlamentaria: habrá ayudas directas –por fin, las tan ansiadas ayudas directas- para empresas, pequeñas y medianas y autónomos de sectores especialmente afectados por la emergencia sanitaria. Importe: once mil millones de euros. Turismo, hostelería, restauración y pequeño comercio podrán acceder a este paquete de ayudas que “llegarán cuanto antes”, según la expresión de Nadia Calviño, vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Economía.

Las ayudas tienen que ser un impulso decisivo para la reactivación económica, sobre todo porque las necesidades de estos sectores productivos se van acentuando. A medida que se mueven, con preparativos y demás, es indispensable contar con recursos para que se palpe la recuperación, para que sea un hecho. Aún quedan semanas duras, según reconoció el propio presidente. Contratar personal, reacondicionar locales, invertir para ponerse al día y hacer planes con vistas al futuro son objetivos que requieren de estas ayudas.

Ya planteábamos ayer que ello no dejaba de entrañar una situación paradójica: se fía el crecimiento económicos del país a uno de los sectores (el turismo, por globalizarlo) que menos ayudas está recibiendo. Los empresarios no se conformaban con otras modalidades orientadas a facilitar la recuperación sino que reivindicaban estos estímulos directos. Pues parece que van a disponer de ellos. El profesor de la Pompeu y Fabra, Oriol Amat, declaró que eran absolutamente indispensables para reactivar un sostén productivo importante para la maltrecha economía española.

Hay que remarcar a importancia de los recursos públicos en situaciones como la que se viene padeciendo en la crisis sanitaria. Las ayudas habilitadas se elevan a doscientos mil millones de euros, “el mayor escudo social” aprobado en España, según palabras de Sánchez.

El desglose general es llamativo: cuarenta y ocho mil millones de euros han ido destinados a financiar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE); a dieciséis mil millones se elevan los créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y veinticuatro mil millones han sido transferidos a las comunidades autónomas para sus gastos sanitarios y educativos.

Ahora, con esas ayudas directas para el turismo y derivados hay que confiar en que los horizontes se vean con más claridad, más despejados. Sigue siendo básico superar la emergencia sanitaria pero también es importante disponer de planes y recursos que, en forma de ayudas directas, propicien la reactivación de conjuntos productivos. Se trata de acercarnos a una normalización que, en todo caso, habrá que construir: no será cerrar paréntesis tras un episodio de crisis. La recuperación implica más. Ya están las ayudas directas. A ver qué más hace falta.

miércoles, 24 de febrero de 2021

MÁS VACUNAS... O EL ESTANCAMIENTO

 

El ritmo de vacunación es demasiado lento, ha dicho el catedrático de de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad Pompeu y Fabra (UPF), Oriol Amat. Esto repercutiría en la recuperación turística, absolutamente básica para el crecimiento de la economía española para el presente año. En efecto, según la Comisión Europea, el Producto Interior Bruto (PIB) remontará un 5,6 % en 2021 y en ello tendría mucho que ver esa recuperación que se ve condicionada por ese hecho: no avanza al ritmo deseable la campaña de vacunación contra la COVID-19. De no corregirse, las consecuencias son claras: la mejoría económica no sería tal, el desempleo no disminuiría, el tejido productivo avanzaría su proceso de destrucción y el déficit público se elevaría. Bruselas cree que España se recuperará en el segundo semestre del presente ejercicio, si se consuma la normalización del turismo internacional, la cual beneficiará a nuestro país desde la balanza exterior española, sobre todo en 2022.

Entonces, el hecho de que haya más o menos turismo se supedita a la velocidad con que se administren las vacunas. La aceleración depende especialmente de la Unión Europea y de las farmacéuticas. Sin embargo el ejecutivo parece haber dejado claro que no se va a priorizar la vacunación en comunidades esencialmente turísticas que son, como ha quedado probado, las que más están sufriendo la incidencia por el peso del sector en sus economías.

Los datos en los que se basa Oriol Amat: “En 2020, el PIB ha caído alrededor de de un 11 y 12 %, y para 2021 se espera un rebote con un incremento del 5 al 6 %. Esta previsión parte del supuesto de que salvaremos una parte de la temporada turística. Por tanto, es importante que las vacunas sigan funcionando bien y se acelere mucho más el proceso de vacunación que, de momento, va demasiado lento”.

La crisis del turismo internacional se refleja, en efecto, en que España perdió setenta y dos mil millones de euros en ingresos procedentes en ingresos procedentes de viajeros extranjeros a lo largo de 2020. Fueron 64,5 millones de turistas menos, después de haber registrado 83,5 millones en 2019.

En cuanto a empleo, las cifras son también muy negativas: según el Informe Salarial Anual de la Industria, elaborado por Turijobs, el pasado año contabilizó un descenso del 73 %.

Todo dependerá entonces del ritmo de la vacunación, que debe acelerarse, está claro. Desde el sector, ya se ha alzado una voz: España no resistirá un segundo verano sin turismo. Y no solo se trata de más vacunas, sino de complementar con más protocolos y medidas coordinadas para viajar con seguridad y ganar la confianza de los mercados emisores. Que quieren moverse, según todo da a entender.

Claro que la situación despierta una paradoja: se fía el crecimiento económico del país a uno de los sectores que menos ayudas está recibiendo. Preguntado el profesor Amat por esta circunstancia, responde que “sí está en manos del Gobierno aumentar mucho más las ayudas directas a las empresas afectadas, que están sufriendo enormes pérdidas como consecuencia de la crisis”. En este sentido, apunta que “si comparamos con los países de nuestro entorno, la importancia de las ayudas en España sobre el PIB son la mitad de la que están dando en Alemania, Francia o Italia".

El verano, como quien dice, está ahí mismo. Hay que moverse.

martes, 23 de febrero de 2021

PROYECTOS TRACTORES

 

Vayámonos acostumbrando a esta nueva terminología: proyectos tractores o de colaboración. Se trata de que muchas empresas invierten importantes cantidades en Investigación y Desarrollo (I+D) sin conocer que otras empresas o profesionales están capacitadas y dispuestas a aportar valor a dichos proyectos. Y no solo sirven para ayudar. Un proyecto empresarial también contribuirá a a otras entidades y emprendedores a ganar en dimensión y en negocio generando “un efecto tractor” de colaboración. Algunos expertos afirman que es lo que necesita el tejido empresarial. No se trata de subcontratación sino de crecimiento e innovación.

Proyectos tractores son aquellos que consignen una novedad tecnológica significativa e integren actividades pertenecientes a distintas etapas de la cadena de valor del producto o servicio, comprendiendo: análisis previo y diseño del mismo, desarrollo, acción piloto de demostración, así como acciones de difusión.

El Gobierno de Canarias ha tomado la iniciativa y trabaja con esta modalidad de iniciativas que suman unos ocho mil millones de inversión para financiarlos con fondos de recuperación de la Unión Europea (UE). El presidente, Ángel Víctor Torres, ha adelantado que en el seno de la comisión de seguimiento del Plan para la Reactivación Social y Económica de Canarias (Plan Reactiva Canarias), ha sido presentado un exhaustivo trabajo realizado a lo largo de los últimos meses para identificar y seleccionar, aún no de forma definitiva, los proyectos tractores que podrán acceder con más garantías y desde las islas a financiación pública del denominado Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de España, que es el instrumento principal de apoyo público a la reactivación social y económica del país, sus comunidades autónomas, provincias, islas y municipios, tras la crisis generada por la pandemia de la COVID-19. Este se financia al 100% con el fondo especial de recuperación de la Unión Europea (UE) conocido como Next Generation (2021-23).

Según fuentes gubernamentales, el propio presidente informó en la citada comisión de seguimiento de que “Canarias ya ha podido concretar inversiones prioritarias, los llamados planes tractores o palanca de las islas, que suman más de 8.800 millones de euros, tras una primera criba a partir de proyectos por valor de 11.355 millones”. Ahora bien, el presidente Torres subrayó que será a partir de este momento “cuando se proceda a un nuevo cribado de todos esos proyectos para ya identificar los que finalmente tengan más opciones de acceder a los fondos públicos de recuperación en sus distintas modalidades (convocatorias de subvenciones por los ministerios, la Comunidad Autónoma de Canarias o las corporaciones locales), con el objeto de que puedan lograr financiación del mencionado fondo para España, de forma más inmediata de los recursos comunitarios especiales ya aprobados en los Presupuestos estatales de 2021”. Canarias aspira a captar en torno a 3.500 millones de euros con cargo a la partida del Next Generation para España en transferencias directas (subvenciones) y en el trienio 2021-23.

Para los escépticos, para quienes siguen viendo negro el horizonte, estamos, cuando menos, ante una oportunidad que no se puede desaprovechar. Tengamos en cuenta los antecedentes. La comisión de seguimiento del Plan Reactiva Canarias, integrada por representantes de los partidos en el Parlamento regional, la Federación de Cabildos (Fecai) y la de municipios (Fecam), agentes económicos y sociales, y del Tercer Sector, fue informada de que las islas ya han ejecutado el 96 % de las partidas consignadas en el Plan para la Reactivación Social y Económica de Canarias en el año 2020. Esto supone un total de mil ciento sesenta millones de euros, de los que gran parte se destinaron a reforzar servicios fundamentales, como la sanidad y la educación, con la contratación de cuatro mil sanitarios y tres mil docentes, así como noventa y cinco con tres millones para los subsectores más afectados por la crisis de la COVID-19, como el transporte, los comercios, los autónomos o el mundo de la cultura, entre otras asignaciones.

Esperemos que se note, que mejoren las listas del desempleo, que se reactive la recuperación, que se palpen los efectos positivos del volumen inversor. Porque la emergencia sanitaria sigue causando estragos. Y es necesario salir de la parálisis.

Con proyectos tractores.