viernes, 19 de enero de 2018

FINANCIACIÓN LOCAL

Empieza a cundir cierto nerviosismo en la esfera municipalista. Estamos a un año y medio del final del mandato: hay asignaturas, como la financiación, que, aún comenzadas, no terminan de superar el estancamiento que parece caracterizarlas. Los ediles se apresuran a desbloquear trámites para ejecutar proyectos que hagan ver capacidad de gestión y todo eso que alimente la propaganda de la supuesta eficacia. Y claro: se trata de jugar cartas que fortalezcan aspiraciones personales y de partido para ganar candidaturas o repetir. Se inicia la contra reloj...
Pero bueno, se trata de analizar, en contextos más amplios, aquellos asuntos de interés general que afecten a la mayoría de instituciones, donde es preciso vislumbrar soluciones duraderas y estables. Si se habla de recuperación y si las corporaciones se han esmerado en cumplir aquellas normativas y plazos que obligaron a importantes sacrificios, ahora es cuestión de dar los pasos adecuados para ultimar decisiones cuya ejecutividad, en ciertas materias, es determinante.
Financiación, por ejemplo. La financiación local requiere de una mesa de negociación que no tarde demasiado tiempo en debatir y concetar las soluciones que despejen el panorama de la regla de gasto o el destino del superávit. La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), recelosa con anuncios y planes del ministro Montoro, ha vuelto por derroteros reivindicativos, de modo que ha expresado con rotundidad la necesidad de contar con una Ley de Financiación Local que garantice la suficiencia de los recursos con que ha de atender sus obligaciones y competencias, sobre todo en lo que concierne a la prestación de servicios. Aquí, naturalmente, resurge la eterna petición de los municipios turísticos que han de atender o asistir a una población que excede el censo de habitantes de derecho.
Y como de recursos hablamos, en este gran capítulo de financiación, habría que incluir el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (popular, plusvalías) que parece haber entrado -precisamente, a la espera de acuerdos y concreciones- en un limbo de indefinición a raíz de una importante resolución del Tribunal Constitucional (TC) que anulaba varios artículos del Texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales, al entender que estaban tributando situaciones de inexistencia de incrementos de valor. Los municipalistas, pensando en los ingresos presupuestarios, quieren promover sin dilación la reforma del Impuesto para dejar de moverse en cenagosos terrenos de inseguridad jurídica que afectan a las administraciones locales y, por supuesto, a los ciudadanos. Y quieren más: establecer unos coeficientes máximos que afecten menos a la recaudación municipal, además de compensar a los ayuntamientos que se hayan visto afectados por una merma global, consecuencia de la aplicación de la citada resolución del TC, en el caso de que estuvieran gestionando el Impuesto al adquirir vigencia la misma.
Consignemos también lo que se refiere a la denominada regla de gasto. La posición de los municipalistas es que el tope de gasto para un ejercicio se calcule sobre el presupuesto aprobado en el ejercicio precedente y no sobre los resultados globales ejecutados, tal como se viene realizando, hecho que resume el mensaje edilicio: si prosigue este sistema de cálculo, se penalizará el ahorro y la buena gestión. Recordemos, en este sentido, que el Congreso de los Diputados aprobó, antes de que finalizara el pasado año, una moción para reformar tal criterio, de manera que las corporaciones que presenten balances públicos saneados queden eximidas o liberadas de la mencionada regla de gasto, además de que el hipotético superávit sea destinado a programas o servicios de naturaleza social o políticas de igualdad y políticas activas de empleo.
En fin, que se trata de materializar aquellas medidas que favorezcan una financiación local más ágil y eficiente. El municipalismo tendrá que empujar más unido que nunca. Recuerden: queda un año y medio. Y, todo lo más, un presupuesto.

jueves, 18 de enero de 2018

EL PRIMER LARGOMETRAJE PROFESIONAL CANARIO

El Aula de Cine de la Universidad de La Laguna y la revista cinematográfica Alisios promueven la proyección de la película Guarapo, en 35 mm., al cumplirse treinta años de su estreno. El acto está programado para las 20.30 horas de esta noche en la sala 4 de los Multicines Tenerife.
Para quienes vivimos de cerca la gestación de aquel proyecto de largometraje y las repercusiones de su exhibición, no solo hay licencia para la nostalgia sino para contrastar el alcance y el significado de aquella producción, un auténtico salto cualitativo en el cine hecho en Canarias y en la carrera de los hermanos Teodoro y Santiago Ríos.
El mensaje de Guarapo, tan claro, tan nítido, entrañaba aires de epopeya de una época histórica de las islas: la pobreza, la falta de horizontes, la represión de la posguerra, el caciquismo, la rebeldía, las ansias de libertad, la vida circulando entre amores imposibles y desesperanzas varias... En noviembre de 1987, cuando Canarias vivía un momento dulce, cinematográficamente hablando, con actividades en las dos islas capitalinas, con una muestra asomando ya en Gran Canaria y el Festival de Cine Ecológico y de la Naturaleza en pleno proceso de consolidación en el Puerto de la Cruz, la cinta de los Ríos fue un impacto capaz de interesar a todos los públicos que vieron en pantalla grande el drama que vivieron tantas y tantas familias canarias.
Lo más importante es pensar que Guarapo impulse la producción cinematográfica de las islas, algunos de cuyos escenarios y atractivos sirvieron para distintas filmaciones...”, escribimos en Diario de Avisos de entonces.
Los recuerdos de aquella época nos devuelven parte del rodaje al que asistimos en La Orotava, Casa de los Balcones, en octubre de 1987. Allí estaban Juan Luis Gallardo, el cacique Luis Ventura en la película, luciendo los efectos de la pedrada gomera cerca de la ceja izquierda. Y el actor canario Luis Suárez que no tenía reparos en afirmar: “Me parece un milagro estar rodando una película en las islas. Es casi increíble”. Luis encarnó el papel que da título a la cinta, “un tío metido pa´dentro, trincado por las miserias y con ganas de irse a vivir fuera, a ganar dinero en otro sitio”, nos contaba, con la misma autenticidad de su interpretación, en un alto del trabajo.
En aquella fechas, quedaban unas dos semanas de rodaje. En el refugio de pescadores del Puerto de la Cruz, en el correíllo 'La Palma' y en la casa de Valois, en Icod de los Vinos. Teodoro Ríos ya era optimista, “con todo el material grabado en La Gomera”, y vaticinaba un buen producto final, acabado en Madrid algunos meses después, tras el montaje, la edición y la sonorización. Fue estrenado en el cine Víctor de la capital tinerfeña. Antes, con presencia de Gallardo, Suárez y Patricia Adriani, la actriz principal, hubo un cóctel de presentación en el portuense hotel 'Bonanza Canarife', al que asistieron representantes institucionales y políticos de distinto signo. Aquella, desde luego, fue una primavera de Guarapo, título del primer largometraje profesional canario.


miércoles, 17 de enero de 2018

BUENAS NOTAS PARA EL EXAMEN DE FITUR

El mundo del turismo se da cita en la Feria Internacional de Turismo (FITUR), en Madrid, para tomar el pulso al sector, para conocer las tendencias con vistas al futuro y para contrastar la competitividad de los destinos. España presumirá de cifras y de récords; Canarias mostrará su satisfacción por los registros de 2017 y todos, más o menos conscientes de que la clave del negocio pasa por la paz y la seguridad, harán lo que esté a su alcance para que el turismo siga ganando peso en el marco de la economía productiva.
El sitio web de viajes más grande del mundo, TripAdvisor, que proporciona a los viajeros la sabiduría de las masas para ayudar a decidir dónde alojarse, cómo volar, qué actividades desplegar y dónde comer, ha hecho público su ranking de 2017 en el que califica como 'excelente' la valoración general de España como destino turístico: 4,14 sobre 5. Teniendo en cuenta que la firma procesa millones de opiniones y comentarios sobre más de siete millones de alojamientos, compañías aéreas, establecimientos de restauración y atracciones de distinta naturaleza, sus estadísticas son dignas de ser tenidas en cuenta. En el caso concreto de España, TripAdvisor recoge las puntuaciones globales obtenidas por hoteles, restaurante y lugares de interés turístico en cada una de las regiones.
En el informe que nos ocupa, Canarias obtiene una nota sobresaliente: atesora la calificación más alta del país (4,20) y sale como la región más valorada del país, por delante de Andalucía (4,18) e Islas Baleares (4,16). Cierto que la puntuación media (4,21) fue inferior frente a la del 2016 pero ello no obsta para dejar de reconocer que mercados emisores, incluido el nacional, siguen apreciando las ofertas y los productos insulares canarios.
Lo más valorado a escala nacional son las atracciones cuya puntuación media, siempre sobre 5, ha sido 4,42. Los alojamientos y los restaurantes han cosechado por igual un 4,07.
En el apartado hoteles, gana Navarra (4,18) por delante de Asturias (4,16), mientras que Canarias -atención a este dato, que satisface, sin duda, a los que se esmeran con la oferta gastronómica- alcanza la cabeza en lo que a restaurantes se refiere (4,21), por delante de Islas Baleares, Andalucía, Valencia y Catalunya. Es decir a los encantos naturales, al buen clima, a la dotación de infraestructuras y a la calidad alojativa, se suma, según este estudio de TripAdvisor, el factor originalidad y calidad gastronómica como uno de los que repercute muy favorablemente entre las preferencias de nuestros visitantes.
Pues son buenas notas para presentarse al examen de FITUR. Otra cosa es que se superen diferencias entre representantes públicos de destinos antes del arranque pero, bueno, igual no pasan de esas disputas domésticas que ganan amplificación mediática para luego evaporarse.
Ya se verá lo que cuentan a la vuelta. Ojalá la experiencia sirva para fortalecer la marca. Informes como el de TripAdvisor son reveladores y lo que conviene es no perder demasiado tiempo en zarandajas y seguir invirtiendo para que las valoraciones de clientes y usuarios sigan siendo altas y revaliden que Canarias es un destino de máxima competitividad.

martes, 16 de enero de 2018

UNA SENTENCIA PARA UNA OPORTUNIDAD

Hay ocasiones pintiparadas para revisar planteamientos y producir alternativas. El Gobierno de España se encuentra ante una de ellas a raíz de una sentencia del Tribunal Constitucional (TC) que anula el denominado Programa de Activación por Desempleo (PAE) por invadir competencias autonómicas. El PAE fue el resultado de una negociación entre el ejecutivo y los agentes sociales, concebido para destinar ayudas a parados de larga duración con cargas familiares y sin ingresos laborales, consistentes en 426 euros. Es el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE, antiguo INEM) el que se encarga de la financiación, gestión y pago de las ayudas correspondientes, además del reconocimiento o la denegación de las mismas. El Gobierno de Euzkadi, apoyándose en otra sentencia similar del pasado año con el denominado Plan Prepara, de parecidas características, recurrió por entender que invade competencias autonómicas y el TC le ha otorgado la razón. La competencia corresponde a los servicios de empleo de las comunidades autónomas, viene a sentenciar.

Bueno, pues ahí está la oportunidad. Cuando la creación de empleo sigue siendo uno de los grandes objetivos de este y de cualquier Gobierno, cuando los informes de centrales sindicales y otras organizaciones insisten una y otra vez que hay sectores de población que se siguen moviendo entre insuficiencias prolongadas y expectativas muy limitadas, cuando hay elementos convergentes en todos los discursos sobre necesidades sociales, se trata de consensuar criterios para mejorar las políticas activas de empleo y fortalecer las prestaciones de protección a los colectivos más vulnerables, entre los que se encuentran, por supuesto, los desempleados de larga duración.

A ver cuál es la respuesta del ejecutivo de Rajoy que, antes de conocerse esta sentencia, trabajaba en la revisión, unificación y simplificación de programas de esta naturaleza, incluida la Renta Activa de Inserción (RAI), con el fin de mejorar la cobertura y ganar estabilidad. Como el problema del paro sigue latente, las experiencias y las resoluciones de los tribunales, en definitiva, la coyuntura ha de propiciar nuevas soluciones que si son fruto de consensos, mejor que mejor. Y lo que es más; sin tiempo que perder, antes de que lleguen las presiones de los ambientes preelectorales o dejen de soplar los vientos favorables de la bonanza económica.

Aunque no parezca sencillo, se trata de acabar con inseguridades jurídicas, con prórrogas, parches o maquillajes. Solo parece factible con reformas rigurosas, duraderas y consensuadas. No solo las que afecten a ayudas a personas o familias que realmente las necesiten sino las que incidan tanto en formación y orientación como en políticas activas de empleo. La sentencia del TC despeja interpretaciones competenciales y abre una puerta para negociar ese gran acuerdo en el que, además de los agente sociales, las comunidades autónomas se involucren y acrediten que también están por la labor. A ver cuál está libre del agobiante desempleo.

Lo dicho: oportunidad para no ser desperdiciada.

lunes, 15 de enero de 2018

LA DUALIDAD DE HERNÁNDEZ ACOSTA

La desapacible matinal del domingo se llenó de tristeza apenas se conoció la noticia del fallecimiento de Jesús Hernández Acosta (1932-2018), notable profesional de la abogacía y destacado intelectual de la Villa de La Orotava, a la que dedicó no pocos afanes.
Le conocimos en el Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias (IEHC) del que fue un auténtico sostén durante muchos años en que ejerció como secretario de la entidad. Siempre sensible con el hecho cultural, se preocupó enormemente por la marcha del IEHC y por su proyección, especialmente del Curso de Español para Extranjeros y de la conmemoración de la festividad del 12 de octubre. Gestionó personalmente la presencia de destacados autores y conferenciantes, entre ellos el premio Nobel, Miguel Ángel Asturias.
Antes se había significado como destacado componente de Acción Católica juvenil de su Villa natal, donde también ejerció como secretario de la prestigiosa institución Liceo de Taoro, donde era habitual de las exposiciones, conferencias y actividades que allí se desarrollaban.
Licenciado en Derecho por la Universidad de La Laguna (1956), siempre elegante, con perfiles de 'gentleman', derrochó un humor cáustico a medida que hacía alardes de memoria recordando acontecimientos y sucesos ocurridos en la isla, sobre todo en La Orotava y Puerto de la Cruz en cuyos círculos profesionales se desenvolvía con facilidad y don de gentes. Buen conversador, escuchaba los testimonios de sus contertulios para luego abundar en ellos o precisar algunos hechos. Es autor de un pregón de las laguneras Fiestas del Cristo y de una brillante intervención en unas jornadas del Gabinete Literario de Las Palmas junto a Juan Rodríguez Doreste y Néstor Álamo. Se preciaba con la amistad de Jerónimo Saavedra Acevedo, actual Diputado del Común.
Esposo y padre ejemplar, lector empedernido, muy bien informado, atento a los derroteros de la actualidad, le encantaba hacer añadidos a los titulares de prensa cuando algún cargo o personaje público manifestaba alguna 'boutade' que contrastaba con su capacidad memorística y las incoherencias de aquéllos. Curiosa dualidad la suya: contaba el anecdotario portuense (haciendo bueno el dicho 'en lenguas del Puerto te veas') en sus conversaciones villeras, con los allegados de la juventud y de toda la vida; en tanto que su asueto portuense, con amigos de toda condición social y en variados ambientes, lo llenaba de vivencias y leyendas urbanas de La Orotava.
Hombre también de profundas convicciones religiosas, hizo gala de respeto y tolerancia. Incursionó en política en 1979, cuando España aún despertaba la democracia que habría de recibir un espaldarazo con las elecciones de abril de aquel año. Hernández Acosta encabezó la candidatura de la Unión de Centro Democrático (UCD) que ganó en votos (4.442, el 35,06 %) a la Agrupación Independientes de La Orotava (AIO) que quedó segunda con 4.025 votos y el 31,77 %). Igualados a ocho concejales, los independientes pactaron con la Unión del Pueblo Canario (UPC) y el PSOE, tercera y cuarta opciones en el cómputo final, para formar gobierno y otorgar la alcaldía a Francisco Sánchez García. Ejerció un tiempo en la oposición pero no concluyó el mandato, el primero del moderno municipalismo español.
Su pasión, la historia. De no haber sido abogado, seguro que hubiéramos estado ante un historiador de postín. Pero los antecedentes familiares pesaron más y la inclinación jurídica fue inevitable.
Los rincones y los foros de la Villa se quedaron desde ayer sin uno de sus activos participantes, como antes ocurriría con Ignacio Torrents. Recordaremos sus rasgos, su personalidad, sus dotes y su sapiencia.

sábado, 13 de enero de 2018

UNA ENTREVISTA CON EL SIN PAR MATÍAS PRATS

Se cumplen hoy treinta años de la publicación de esta entrevista en la última página de Diario de Avisos. Fue otra brillante lección del magisterio de una figura inolvidable de la radiodifusión española. Matías, el sin par Matías Prats.

https://mail.google.com/mail/u/0/#sent/160ebf49eb714c59



viernes, 12 de enero de 2018

DENTRO DEL DESASTRE

El Instituto Prensa y Sociedad (IPYS), una organización no gubernamental de Venezuela que preconiza la libertad de expresión, ha hecho público su informe anual que no solo refresca el delicadísimo trance social que vive el país hermano sino que pone de relieve la auténtica tragedia que padece la mayoría del universo mediático del país.
Algunos datos estadísticos, en efecto, resultan demoledores. La revolución ha fracasado, la fractura social se prolonga, la escasez de recursos crece, las prestaciones de servicios son un acopio de tribulaciones, los precios, y por tanto, la inflación, crecen sin control, la criminalidad se extiende sin freno... Venezuela va al abismo -si no está ya- al galope tendido. No es de extrañar, por tanto, la desazón de un pueblo que no encuentra esperanza alguna con un régimen totalitario ni el éxodo que muchas familias han emprendido en busca de horizontes menos sombríos. Nadie se pregunta siquiera cuántos años harán falta para salir de ésta o recuperarse sino que se entona un desesperado sálvese quien pueda. Cuestión, pues, de supervivencia.
Pero nos ocupa el informe del IPYS que descubre la verdadera cara del sector de la comunicación y del ejercicio de la profesión periodística en Venezuela. Tan solo saber que el Gobierno de Nicolás Maduro ha invertido más de doscientos noventa mil millones de dólares -el triple que con Hugo Chávez- en publicidad y propaganda, “con el fin de discriminar a la prensa privada con tendencia crítica, fomentar la dependencia y forzar al ejericico de un periodismo cada vez menos incómodo para el poder”, pone los pelos como escarpias. El desgraciadamente célebre fondo de reptiles de otros Estados o de otros regímenes se queda corto con estas cifras. Se dirá que la revolución o el Gobierno, para cumplir el mandato del pueblo, para alcanzar los objetivos trazados, precisa de medios de comunicación capaces de interpretar el pensamiento o la ideología revolucionaria y por eso se les ayuda. Pero es una débil argumentación en cuanto menoscaba la libertad de expresión y el pluralismo, valores principales en una convivencia democrática.
El Gobierno, pretextando algo así como una tendenciosa manipulación, se niega a ofrecer datos y cifras de la evolución de la economía y de las finanzas públicas. Hay una obligación constitucional de presentar a la Asamblea Nacional Legislativa los presupuestos y los balances económicos pero allí, al incumplirla, se pone de relieve que no hay separación de poderes y que la fiscalización, por consiguiente, es un imposible. En la memoria quedan otros antecedentes, cuando el presidente Chávez prohibió a los periódicos publicar aquel “parte de guerra” que resumía semanalmente los crímenes, robos y otros delitos que se registraban los fines de semana.
Ejercer debe ser cada día más áspero, más arduo. Cuatro de cada diez periodistas venezolanos confiesa “haber recibido presiones oficiales para modificar un producto informativo en el que ellos han estado trabajando”, según el apartado de censura y autocensura elaborado por el IPYS. Otro tercio de los periodistas entrevistados admitió que “han existido órdenes de veto o retirada de la publicidad oficial por parte de los organismos del Estado”. Por supuesto, se persigue a y encarcela a reporteros y ciudadanos por expresar sus criterios u opiniones. El “poder mediático” del Gobierno ha crecido mediante la adquisición, a través de testaferros o empresarios interpuestos, de periódicos y medios audiovisuales. El inevitable cierre de cabeceras y señales se ha acentuado en 2017.
En suma, un desastre dentro del desastre. Un país que se arruina y sin rumbo: ni los medios, con estos considerandos, están en condiciones de esbozar un rayo de esperanza.

jueves, 11 de enero de 2018

EL PESO DEL TURISMO FAMILIAR

En vísperas de FITUR siempre se publican algunos informes específicos que revelan tendencias y conclusiones interesantes para contrastar la evolución del sector. En esta ocasión, se trata de la quinta edición del Estudio de Turismo Familiar en España, realizado por la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN) en colaboración con la firma DNA Expertus Turismo y Ocio.
Siempre es bueno conocer la ficha técnica del trabajo para luego valorar su proyección y el valor estratégico en la planificación de los recursos. En este caso, han sido encuestadas más de setecientas familias en el marco de un proyecto denominado 'Sello de Turismo Familiar'.
Procesadas las respuestas, algunas conclusiones son muy llamativas. Por ejemplo, el 92 % llevó a cabo al menos un viaje vacacional en 2017, un 1,1 % más que un año antes. Un 30,7 % de las personas consultadas respondió que realiza dos viajes al año. Y más de un 21 % hizo hasta tres salidas. El porcentaje de los que efectuó cuatro o más viajes llegó al 22,9 %, un 2,7 % más.
La consulta llevaba aparejada la pregunta de la época del año en que realizaban sus viajes. La mayoría de los desplazamiento se produce en fines de semana y puentes, hasta un 44 %. Después, están las vacaciones de verano, con un 33,2 %; las de Semana Santa, un 13,2 % y las de Navidad, un 9,5%. De estos datos se desprende que ha habido un repunte de los viajes internacionales.
El producto 'sol y playa” sigue encabezando las preferencias de los viajeros aunque cae un 12,5 %, por lo que hay que estar atentos, igualmente, a los incrementos del 11,2 % para el segmento turístico de la Naturaleza; del 3 % en el gastronómico y del 1,4 % del turismo cultural. O sea, hay otros móviles y reclamos para desplazarse. Que tomen nota los destinos que dependen en gran medida del 'sol y playa'. Que los cuiden, desde luego, pero que atiendan a la diversificación.
Según el estudio, las familias españolas viajan más y gastan más. Tal es así, que cuando llega el momento de evaluar el impacto económico, se calculan en 2017 unos dieciocho mil quinientos millones de euros, un 7,3 % más que el año anterior.
Las preferencias para alojarse siguen siendo las de hoteles de categoría media-alta, seguidas de casas familiares y de amigos, apartamentos turísticos y casas rurales. Andalucía en todas las épocas del año y Aragón, en invierno, son las comunidades favoritas para las familias a la hora de encontrar destinos vacacionales. La tendencia a no repetir destino sigue creciendo. Y las familias, a la hora de ponderar los factores que inciden en su desplazamiento, sitúan en primer lugar la seguridad (englobando la buena organización del viaje y los exitosos resultados), seguida del alojamiento que, en anteriores ediciones del estudio, figuraba en primer lugar.
No menor interés tienen las conclusiones relativas a la planificación de los viajes. La gran mayoría de las familias, gasta un 35 %, viaja con reserva previa, gestionada desde los sitios web, junto a la adquisición de entradas y billetes para centros de ocio y medios de transporte. Precisamente, los web especializados en familias son determinantes a la hora de informarse y tomar decisiones, si bien las consultas directas a familiares y amigos -otra vez la importancia del boca-oído- se han incrementado notablemente.
En definitiva, el turismo familiar gana peso en el negocio turístico. Y sus preferencias son llamativas para estudiar a fondo, sobre todo, las estrategias promocionales.


miércoles, 10 de enero de 2018

AL FINAL, TRAS LA NIEVE, NADIE FUE

El Gobierno ha quedado en evidencia con la situación creada en torno a la nevada que derivó en caos para amargar la pasada Epifanía. A los errores de gestión se sumó la ya popular y recurrente “maldita hemeroteca”, de la que rescataron testimonios reveladores de la contradicción patente. Es lo que tiene la política de vez en cuando, los vaivenes de la ironía. Ocurre una vez que se critica sin piedad una coyuntura adversa y al cabo del tiempo, desde la oposición al gobierno, se vuelve en contra de quien no dudó en acusar de imprevisión y de lo que hiciera falta hasta pedir la dimisión de quienes son considerados los primeros y directos responsables, cuanto más altos en el escalafón, mejor.
Miles de conductores bloqueados, familias en un trance delicado a la espera de que llegara alguna asistencia y pocas soluciones al alcance para superar la incertidumbre... Las imágenes -el algodón de la nieve- no engañaban. Y cuando se desahogaba el malestar ciudadano, surge el “al final, nadie fue”, todo un clásico cuando se concatenan los errores y las omisiones. O lo que es igual: el reprobable juego de pasarse la pelota unos a otros. Que si la Dirección General de Tráfico, que si la concesionaria, que si las competencias... Cierto: al final, nadie fue. Y en aquella autopista de peaje -hasta eso- colas kilométricas, personas desesperadas, comunicaciones interrumpidas y riesgos evidentes. Menos mal que no hubo desgracias personales.
Y tras el caos, las desdichas de las autoexculpaciones formuladas por dirigentes gubernamentales y de las acusaciones de culpabilidad a conductores que se vieron envueltos, entre no haber sido precavidos o no haberse enterado ni haber respetado las recomendaciones y las señaléticas que, según tales dirigentes, se habían establecido. ¿Culpables? Ustedes, los que están al volante, los que se empeñaron en ver a los abuelos o a los parientes, los que quisieron satisfacer caprichos, por muy infantiles que fuesen... Que una parte del Gobierno haya culpabilizado a las víctimas del fenómeno natural desbordado, es, cuando menos, una situación insólita, de una torpeza manifiesta que, incluso, echa a perder la parte de razón que pudiera asistir.
Las comparaciones de las horas -¡qué horas, fechas!- siguientes son un ejercicio llamativo válido para poner en evidencia. Ni las comparecencias parlamentarias a petición propia ni las reuniones urgentes de gabinetes de crisis ni el 'sostenella y no enmendalla' de ministros, director general y ejecutivos de la concesionaria de la autopista. Fue un auténtico sálvese quien pueda, a la espera de que escampase, cuando los documentalistas y encargados de archivo trabajaron sin reserva para ver qué se dijo entonces y qué se dice ahora. Llegó la puesta en evidencia.
A nuestro juicio, la más llamativa es la que tiene que ver con la Unidad Militar de Emergencias (UME), promovida durante su presidencia por Rodríguez Zapatero, que sigue ganando enteros a medida que pasa el tiempo y se comprueba que sus decisiones iban bien encaminadas. Entonces, la oposición del Partido Popular (PP) fue feroz. Hasta llegaron a dudar del cumplimiento de la Constitución en lo concerniente a las funciones de las Fuerzas Armadas. Pues ya ven para lo que sirve la UME: primero, para auxiliar y asistir a quienes se ven envueltos en el casos; y luego, para que un gabinete de crisis adopte el acuerdo de incluirla en los dispositivos que se preparen -un decir- en los fenómenos metereológicos adversos.
Pero eso sí: al final nadie fue. Ni siquiera la petición de disculpas se hizo de forma afortunada.


martes, 9 de enero de 2018

ADIÓS A DOS CABECERAS DE POSTÍN



El Grupo Zeta, editor de las revistas Interviú, aparecido en 1976, y Tiempo, cuyo primer número vio la luz en 1982, ha confirmado que las dos publicaciones desaparecerán próximamente. Razón: las pérdidas que generan, unos siete millones de euros tan solo en los últimos cinco años. La caída de la difusión a lo largo de la pasada década hay que situarla en un 80 %.
De la misma forma que la irrupción de un nuevo medio es recibida con alborozo en cuanto que enriquece el pluralismo mediático, su desaparición, sobre todo cuando se trata de cabeceras consolidadas, comporta siempre preocupación y tristeza. Primero que nada por la pérdida de puestos de trabajo.
Pero, además, por lo que en este doble caso supone. De una parte, el papel. Es otra prueba de que lo impreso va mermando a pasos cada vez más veloces. Lo han padecido, en todos lados, los periódicos convencionales. Cambia el modelo de negocio, luego tiene que haber un sacrificado. En los costes de producción, el papel ha sido el gran perjudicado. En la era digital, los métodos y los hábitos de lectura son otros, de modo que se prescinde del soporte impreso, convencional, de toda la vida. Y a pesar de que algunos editores se han ido dando cuenta de que esta hora llegaría y trataron de compatibilizar, complementando sus productos impresos con versiones accesibles desde la red, lo cierto es que los avances tecnológicos son incontenibles en detrimento de aquéllos.
De otra, el género. El semanario ha ido desenganchándose, principalmente los de contenidos políticos. Desde la Transición, en España, hubo publicaciones extraordinarias que acompañaron y siguieron aquel proceso de forma constante. Recordamos cuando se publicaban las cifras de tirada y difusión. Crecían a borbotones. Y ello era decisivo para ‘comer’ de la tarta publicitaria. De hecho, en el caso que nos ocupa, se considera que Tiempo era el hijo de información política de Interviú.
Pero se ve que la política ha dejado de interesar, al menos desde este ángulo o modelo de comunicación. Preocupante, también. Ha ido palideciendo mientras surgían otras publicaciones cuyos contenidos tienen que ver más con la farándula, los espectáculos, la frivolidad, el intimismo, la sentimentalidad, lo gráfico impactante -robado o posado, qué cosas-  y hasta el erotismo en cualquiera de sus mil y una formas. En los quioscos se amontonaban tongas de ese tipo de revistas mientras las “clásicas” o de información política apenas cubrían hueco en los expositores.
En fin, que decimos adiós a dos cabeceras cuya aportación al periodismo español es sobresaliente. Esta doble desaparición confirma que los tiempos no solo están cambiando en la comunicación sino que se tragan productos que tuvieron gran solidez. Habrá que reconocer el esfuerzo de grandes profesionales que se esforzaron por dotar a las respectivas publicaciones de informaciones, reportajes, opinión e investigación que marcaron una época.
La de ahora no es buena para esta modalidad.