martes, 23 de agosto de 2016

LA ENCRUCIJADA VENEZOLANA

Titulares de la prensa venezolana:
· “Venezuela tiene un déficit de diez mil farmacias” (Diario 2001).
· “Una familia necesita dieciséis salarios mínimos para comer” (El Nacional).
· “Vamos a tomar todas las calles”, dice Jorge Rodríguez, dirigente del PSUV (Últimas Noticias).
· “En el Zulia han cerrado tres mil quinientas empresas” (Versión Final).
· “Economía a la deriva” (La Razón).
Y mientras tanto, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, proclamando el “final de la democracia” en el país, a cuyo gobierno calificó de “régimen”,  y concluyendo que la situación que se vive en Venezuela es de “tiranía”. El gobierno que preside Nicolás Maduro no se quedará callado; al contrario, seguro que replicará para hacer más ostensibles las diferencias que desde hace tiempo mantiene con Almagro que va más lejos al afirmar que en la república sudamericana “hoy no rige ninguna libertad fundamental ni ningún derecho civil o político”. El propio Maduro ya ha alertado que Almagro pretende, poco menos, que una intervención extranjera en el país.

El caso es que la crisis venezolana se prolonga. Crisis institucional, social y económica. La tensión tampoco disminuye: el próximo 1 de septiembre se anuncia una marcha en demanda de un ajuste del calendario del referéndum revocatorio del mandato de Maduro, convocada por la oposición. Desde las filas oficialistas ya se habla y se convoca la contramarcha. ¡Para el mismo día! Todo da a entender que estamos ante un callejón sin salida y que los horizontes son muy oscuros. Desde aquí se percibe un país fracturado, con problemas internos de profundo calado -en seguridad y abastecimiento, sobre todo- y con síntomas claros de aislamiento internacional. Los titulares de prensa son reveladores. Y las declaraciones del secretario general de la OEA, no menos ilustrativas.

lunes, 22 de agosto de 2016

¿HABRÁ GENTE PARA TANTA CAMA?

Confiemos en que no se tome al pie de la letra la conclusión: queda suelo, tanto urbano como urbanizable, para albergar ciento cincuenta mil nuevas camas turísticas en Canarias. La empresa pública GESPLAN aporta los datos oficiales (referidos a 2012) y el profesor de Geografía urbana de la Universidad de La Laguna, Moisés Simancas, se hace eco de los mismos en su obra de reciente aparición, La moratoria turística de Canarias. La reconversión de un destino turístico maduro desde la ordenación del territorio.
         Este archipiélago de nuestras culpas tiene 54,3 millones de metros cuadrados de suelo turístico. Según son desglosados los datos aludidos, Tenerife es la isla con más plazas potenciales, un 36,2%. Sigue Gran Canaria, con un 35,5%. Después, Fuerteventura, con un 18,2% y Lanzarote, con un 10%. En lo que concierne a superficie urbanizable, la isla de los volcanes dispone de un 37,2%, seguida de Tenerife, con un 23,2%. Sigue Fuerteventura, con el 22,5% y cierra Gran Canaria, con un 17,1%.
         Fernando Senante, abogado urbanista, gerente del Consorcio para la Rehabilitación Turística del Puerto de la Cruz, advierte que “las parcelas calificadas como turísticas son unas determinadas y no habrá más suelo urbanizable turístico sino el ya clasificado. Así que ya se puede saber dónde vamos a llegar. Las plazas ‘potenciales’ se deben matizar aplicando estándares lógicos y coherentes de calidad en los nuevos hoteles a crear y pautar ese crecimiento…”.
         Pero a ver cómo reaccionan las instituciones y los sectores económico-productivos a la vista de los cálculos y los porcentajes. ¿Está el territorio canario en condiciones de soportar la carga derivada de esas “teóricas” ciento cincuenta mil nuevas camas? ¿Habrá normas o mecanismos para frenar la especulación del suelo? Y tercera cuestión: ¿habrá suficiente capacidad de gestión para afrontar ese salto cuantitativo, si es que se consuma?
         Hace poco nos hacíamos eco de un revelador reportaje televisivo sobre las consecuencias de esta misma carga en Baleares, pero este mismo año, no vayan a creer. La millonaria afluencia de visitantes ha desbordado infraestructuras y servicios; ha contribuido a un serio -¿y reversible?- deterioro del medio ambiente y ha distorsionado la oferta hasta hacerla, probablemente, insostenible.
         Imaginemos Canarias con ciento cincuenta mil camas más. Pero teniendo en cuenta estos datos aportados por el profesor Simancas en su investigación: las urbanizaciones turísticas en Tenerife suponen el 1,72% del territorio. A continuación, Fuerteventura, con el 1,73%. Siguen Gran Canaria (1,77%) y Lanzarote (3,96%), en tanto que La Palma (0,59%) y La Gomera (0,46%) cierran esta serie porcentual.

         Las estimaciones, hechas a corto, medio y largo plazo, incrementarán la oferta sin que haya garantías de calidad en el producto. De ahí, la pregunta del título: ¿habrá gente para tanta cama?

domingo, 21 de agosto de 2016

CRÓNICAS DE LA MUESTRA


Para cuantos tienen interés en rescatar las crónicas publicadas en Diario de Avisos, referidas a la Muestra Internacional de la Canción del Atlántico, aquí tienen una opción de hacerlo.
Se trata de copiar el enlace y llevarlo hasta la barra de navegación. Una vez allí, pinchar y acceder.
Gracias a los centenares de lectores que nos siguen diariamente.


file:///C:/Users/Salvador/Downloads/1982-06-08-DA-pagina-1.pdf


file:///C:/Users/Salvador/Downloads/1982-06-08-DA-pagina-12%20(1).pdf


file:///C:/Users/Salvador/Downloads/1982-06-08-DA-pagina-13.pdf






sábado, 20 de agosto de 2016

CUANDO EL PARQUE SAN FRANCISCO ENLOQUECIÓ CON 'EL PUMA'

Puerto de la Cruz, junio 1982. El Ayuntamiento y el turoperador “Club de Vacaciones’ promueven la Muestra Internacional de la Canción del Atlántico, la convocatoria que reuniría a una verdadera constelación de artistas nacionales y extranjeros. Ricci e Poveri, Al Bano y Romina Power, el grupo Barrabás, José Vélez, Anne Bertucci, Dyango, Caco Senante, Gilbert O’Sullivan y José Luis Rodríguez ‘el Puma’ hacen las delicias de un parque San Francisco acondicionado para la ocasión y con lleno absoluto. Televisión Española (TVE) transmitió en directo, vía satélite, con excelentes registros de audiencia. Medios especializados dieron notorio relieve a un espectáculo que alcanzó niveles de brillantez, tal es así que de inmediato se hablaría de una nueva edición que nunca llegó a celebrarse: los costos eran muy altos.
         Ahora que en las redes siguen circulando informaciones falsas sobre el fallecimiento del intérprete venezolano José Luis Rodríguez ‘el Puma’, hemos rescatado algunos fragmentos de la cobertura que entonces hicimos para Diario de Avisos. Precisamente, la crónica de aquel “espectáculo memorable”, se titulaba “Gilbert O’Sullivan y José Luis Rodríguez, “matrimoniados” por un toque de locura”, en alusión a los títulos de dos de sus canciones y al “show” que libraron en el escenario del parque.
         Un párrafo sobre la actuación del venezolano: “[Un punto aparte] también puso José Luis Rodríguez ‘el Puma’ que actuaba por primera vez, en directo, en un escenario español. Eduardo Leiva dirigió la orquesta. El venezolano iba de blanco y pajarita de color negro que se quitó en la tercera canción. Los movimientos de ‘el Puma’ son singulares. Sabe palpar la sensibilidad del público. En la grada, hay gritos de histeria. En butacas, un generalizado comentario de admiración. Baila, gesticula, se va a lo lados, rehúye las cámaras… El coro apoya y dobla exquisitamente. La orquesta suena divinamente. José Luis alcanza el cénit con “Pavo freal”. El público se puso en pie y una de las grandes estrellas de la Muestra se despide con besos”.
         El cantante venezolano actuaría al día siguiente, mañana del domingo, en el mismo recinto, en el curso del programa “El Gran Musical”, de la Cadena SER, con entrada libre -hubo gente que no pudo acceder- y presentación de Pepe Cañaveras. “Las garras de ‘el Puma’ arañaron “El Gran Musical”, era el título de la crónica, en la que puede leerse:
         “Entonces se vive y se palpa el “toque de locura”. José Luis da besos a través del micrófono. Recoge los pañuelos que le acercan para secarse el sudor. Nadie es “dueño de nada”, a pesar de que el público parece “conocerle desde siempre”. Los que estaban más cerca del escenario se ponen en pie. Ello obliga a que el patio de butacas, quienes lo ocupaban, tengan que seguir el resto de la actuación también en pie. Una madre, con su hija en brazos, llora. Hay momentos de histeria cuando ‘el Puma’ agarra una niña entre sus brazos y la besa. El “pavo real” mueve toda su cola en el escenario, donde cae un sombrero que José Luis, cómo no, se enfunda para disloque del personal. Ha de decir adiós “el pajarillo”. Se arrodilla en el borde del escenario y da besos. Alguien comenta que no es posible. “¡Qué lindo!”, exclama un par de veces. Ahora son besos volados para todos los sectores del recinto. Se marcha pero no le dejan. El grito de ¡otra, otra! Se escucha en el paseo San Telmo. Cañaveras aprieta un poquitín ¡y ‘el Puma’ vuelve  a salir! Entonces, el éxtasis. Casi todos corean la parte final del “Te conozco desde siempre”: fue demasiado”.

         A los portuenses, a los seguidores del cantante y a quienes tuvieron la fortuna de asistir a aquellos espectáculos, siempre les quedará ‘el Puma’.

viernes, 19 de agosto de 2016

VOCES HIJAS NATURALES

Jorge Luis Borges confesó que, de niño, hablaba con una abuela en español y con la otra, en inglés. Y que ello era un hecho natural. A su revelación hay que remitirse para entender el empleo de las voces asimiladas de aquellos años de infancia, cuando era común en los partidos de fútbol jugados en la calle -confiando en que no aparecieran los municipales- o en cualquier descampado.

         En efecto, en aquel paisaje hablado de la infancia que definiera el escritor realejero Álvaro Hernández Díaz, decíamos o gritábamos ‘fao’ (original, fault), para señalar falta o infracción; ‘orsai’ (derivado de offside, fuera de juego) para indicar que se estaba en esa situación antirreglamentaria; o ‘firriquí’ (supuesta castellanización del inglés freekick), que en aquellos años, en la jerga futbolera, se aplicaba a quien jugando de guardameta utilizaba las manos fuera del área o se salía de ella al despejar de portería. En nuestra generación, no llegamos al wing (traducido como extremo o ala) y tampoco al centre forward, fácilmente identificado como delantero centro y señalado sin rechistar con el nueve.

         Pero, de aquel tiempo, se quedó el ‘espíque’ (adaptación de speaker, orador o locutor), el ‘suéter’, el ‘trailer’, el ‘tique’, el ‘cambullón’, las ‘quineguas’ y tantas otras voces hijas naturales utilizadas sin mucho esfuerzo y que predominaron en el habla común después de haberlas bautizado sin detenerse para nada en el origen, agrupándolas con el nombre común de anglicismos. En los ámbitos familiares y en las conversaciones de los mayores -allí donde permitían que escucharas- se aludía a la ‘Casa Yoba’ (por Yeoward), firma británica vinculada al comercio y al transporte de mercancías. Y también a los empaquetados o salones de ‘Faifes’ (por Fyffes), marca británica identificada para la exportación del plátano canario al continente europeo.

         El ‘yespitinglis’ (se supone que una asimilación del ‘you speak english’) sirvió para intentar ligar extranjeras, no importaba su nacionalidad, o iniciar una conversación quién sabe si a la espera de una recompensa. Acaso fuera el arranque del ‘spanglish’. ‘Peni’ era la sencilla petición de penny, la moneda equivalente a la centésima parte de la libra esterlina. Y ‘queque’, la voz española de cake, para comerse un pastel, dulce o bizcocho. Con ‘flis’, adaptación de fleas, depositado en artefactos rudimentarios, se supone que había que espantar o acabar con los molestos insectos. Le gusta el ‘trinque’ (de drink, beber, tomar) servía para disfrazar alguna afición o suavizar la expresión borracho. Seguro que hay muchas más, que darían para un estudio lingüístico pormenorizado.

         Lo cierto es que no se trataba de expresiones rebuscadas. Hoy, tan solo con los boom tecnológicos, el enfoque sería distinto, principalmente en el ámbito publicitario o de la mercadotecnia. El castellano trata de resistir pero, entre querer proyectar una autosuficiencia de conocimientos o pretender desprestigiar el español, difícilmente puede hacerlo. No se extrañen de quien ya va a cualquier lado con un traductor simultáneo. Entonces, en el paisaje de la infancia, chillábamos las adaptaciones. 
        


jueves, 18 de agosto de 2016

UNA INICIATIVA POSITIVA

La asociación de vecinos Jeriguilla (San Antonio, Puerto de la Cruz) promueve la sensibilización de los habitantes del sector para dar una respuesta apropiada en lo que a limpieza pública, imagen y mantenimiento concierne. De siempre hemos abogado por ciudadanos emprendedores y preocupados por su entorno inmediato, de modo que hay que saludar esta iniciativa que, por otro lado, rompe con la pasividad e indolencia que, en términos generales, caracterizan a las asociaciones vecinales.
         Es sencillo: una primera fase consistente en la distribución de folletos fáciles de leer y de entender, con medidas y gráficos sobre horarios de recogida de basuras y deposiciones de animales, retirada de enseres, reciclaje de materiales y hasta aplicación de sanciones en caso de incumplimientos. La segunda fase -se supone que con unos primeros datos para evaluar- se desarrollaría a partir del próximo mes con charlas y explicaciones que contribuirán a fortalecer el civismo y mejorar hábitos de comportamiento.
         Un barrio más limpio, mejor conservado, más lucido… De eso se trata. Solemos creer que estas cosas salen solas y aceptar que la gente cumple, sin más, con su deber. Pero no es así: hay que fomentar y potenciar una cultura cívica que enriquezca los valores sociales comunes. Y eso solo se logra con iniciativas que favorezcan el medio ambiente, la sostenibilidad y la propia prestación de los servicios.
         San Antonio ha crecido y ha experimentado una transformación urbanística considerable. Ello requiere respuestas adecuadas que no solo debe ofrecer la Administración. Las deben proporcionar también los vecinos. Eso les servirá también para exigir. Los dirigentes vecinales de Jeriguilla, a la hora de justificar esta iniciativa, hablan de la insuficiencia de los recursos y servicios municipales y del escaso civismo que acreditan aquellos que ni siquiera respetan los horarios señalados para el depósito de residuos y terminan convirtiendo calles, plazas y avenidas en espacios poco atractivos.

         La iniciativa, en pleno verano, antes de las fiestas del sector, debe servir para estimular el quehacer de todos. Viene a ser una respuesta crítica, luego merecedora de respeto y digna de ser compartida. Es mejor, desde luego, que no hacer nada y dejar que pase el tiempo con las quejas y letanías que solo producen melancolía y frustración.

miércoles, 17 de agosto de 2016

¿UN PURO O UNA MEDALLA?

Ya es octogenario Carlos Ramos Aspiroz, coronel de Infantería retirado, adscrito al Centro Superior de Información de la Defensa (CESID) en su último destino.
Viejo amigo, le conocimos en sus tiempos de capitán, en Hoya Fría, cuando tuvo a su cargo la coordinación de la revista Atlántida (después, Hespérides), la canalización de mensajes para el programa radiofónico La hora del soldado (en Radio Nacional de España) y la selección y entrenamiento de los militares deportistas, los que competían a título individual o formaban parte de algún equipo. Cosechó excelentes resultados en pruebas de rango nacional.
El capitán Ramos era muy respetado. Tenía fama de hombre recto, le identificaba su cristianismo como sentido de la vida. No transigía con sus soldados pero les defendía sin reservas cuando se terciaba.
Carlos se hizo periodista, por la Escuela de la Universidad de La Laguna, donde convivió, entre otros, con Ernesto Salcedo, Eliseo Izquierdo y Alfonso García Ramos.  En aquellos años labró su amor por la isla y por su gente. Escribió buenos textos y hasta plasmó algunos dibujos de motivos y paisajes canarios.
Ramos Aspiroz prosiguió su trayectoria militar en la península sin olvidar el universo periodístico. Trabajó en varias agencias, una de ellas, Colpisa, contribuyó a fundar. En Madrid coincidió con Enrique Rey Pitti. Juntos se fueron en cierta ocasión al País Vasco para un trabajo de investigación sobre la realidad social de Euzkadi y allí contrastaron los miedos y las consecuencias del terrorismo.
El comandante Ramos ejerció como jefe de prensa en célebre juicio de Campamento (Madrid) a los encausados en el 23-F. Fue el suyo un papel difícil pero cumplió con el sentido de la responsabilidad que siempre le ha caracterizado. Si no recordamos mal, José luis Martín Prieto le cita en su libro Técnica de un golpe de Estado.
Celoso de sus funciones, deseoso de la reconciliación definitiva de los españoles y seguidor en primera línea de la evolución de la Transición política española, coadyuvó a las mejores relaciones entre el Ejército y el poder civil. Comprendió muy bien que la subordinación militar era ya un hecho. Por eso, trabajó codo a codo cuando, con los socialistas en el Gobierno, el destino le colocó junto al ministro de Defensa, Narcís Serra, y Luis Reverter, su sempiterno y fiel colaborador.
Carlos Ramos asumió personalmente la iniciativa para que Felipe González, casi en el estreno de su cargo,  tomara la decisión de asistir a un desfile en una visita oficial a la División Acorazada de Brunete (DAC). Estima Ramos Aspiroz que aquel gesto terminó de disipar todas las dudas que aún podían quedar de la lealtad de los militares  españoles al pueblo y a sus representantes.
El asunto trascendió, tal fue así que un tiempo después, en ocasión de la Pascua Militar, cuando son presentados, Felipe González le espeta:
-Comandante Ramos, tengo entendido que es usted el inspirador de mi visita a la DAC. ¿Qué prefiere: un puro o una medalla?
-Lo que decida, presidente. Estoy encantado de haber servido-, replicó el militar.
La anécdota la cuenta Carlos Ramos con orgullo. Es un episodio inolvidable de su trayectoria que completaría en otros destinos. Ya jubilado, residenciado definitivamente en la isla, siguió vinculado al mundo de la comunicación en sistemas mecánicos de edición y distribución. No podía sentirse inactivo, por eso agotaba las horas del día comprobando que tales sistemas funcionaban a plenitud. Aún le queda tiempo para convocar una vez al mes a compañeros y amigos a que compartan el pan y la sal en mesa donde se habla del ayer y del presente, de la actualidad mediática y, en fin, de todo aquello que interesa. Ya no tiene el ABC, pero eso no le impide mantener animadas tertulias todos los mediodías en el popular Dinámico del Puerto de la Cruz.

Ya octogenario, achaques al margen, se diría que Carlos Ramos Aspiroz prosigue con las ganas de siempre, las ganas de sentirse útil.

martes, 16 de agosto de 2016

CONTABILIDAD DE LOS PARTIDOS

Los partidos políticos deberían tomarse muy en serio sus cuentas. Es también una forma de recuperar la credibilidad, o mejor dicho, de impedir que se agrande la brecha de desafección hacia la política que algunos hechos de los últimos tiempos han propiciado hasta generar en muchos casos una auténtica repulsión. Los partidos son la columna vertebral de la democracia. La Constitución les reserva un papel preponderante para su funcionamiento. Luego, no todo tiene que reducirse a proselitismo, candidaturas y diatribas orgánicas.
         El Tribunal de Cuentas ha emitido ya su informe, del que se hace eco la agencia Europa Press, relativo a las elecciones municipales de mayo del año pasado. Participaron dos mil setenta y cinco partidos que están obligados a presentar y justificar sus contabilidades ante la citada institución. Novecientos tres -una cifra elevada, desde luego- no las remitieron. Movieron los partidos 56,4 millones de euros, 1,4 de los cuales presentaban deficiencias. El Tribunal de Cuentas concluye que, a la vista de los expedientes analizados, procede a reducir la subvención a novecientas diez formaciones políticas por dos razones principales: no ofrecer los datos exigidos o exceder el gasto legal inicialmente asignado.
         Por completar los datos contables del Tribunal: de los 56,4 millones de euros movidos por los partidos para financiar sus campañas, 29,1 procedían de créditos bancarios; otros 14 millones, de adelantos de subvenciones electorales; 9,8 millones, de aportaciones de las propias organizaciones políticas y 3,4 millones, de aportaciones privadas. El organismo fiscalizador, al detectar que los gastos de más de un millón ciento sesenta mil euros no son de naturaleza electoral o no han sido debidamente justificados en tiempo y forma, advierte que no podrán ser financiados con subvenciones electorales. En total, por este concepto, novecientos tres partidos se han visto afectados, aunque la mayoría de implantación territorial reducida, prácticamente ceñida a una sola circunscripción municipal.
         Independientemente de las acciones que los partidos políticos entablen tras conocer las resoluciones del Tribunal de Cuentas, es positivo que éste haya cumplido con su deber en un tiempo razonable - pensemos que después de aquella convocatoria electoral, ha habido otras dos- y que las organizaciones sean consecuentes para no aparecer como incumplidoras de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG). Mil ciento setenta y dos partidos -cuarenta y ocho de ellos, fuera de plazo- sí atendieron sus obligaciones legales en el sentido de presentar sus respectivas contabilidades electorales.
Y como sería favorable para el funcionamiento del sistema que sea tomada en cuenta otra consideración del Tribunal incluida en este informe: adoptar medidas oportunas para equilibrar el desfase advertido entre el límite máximo de gastos -fijado a partir del número de habitantes de los municipios- y el importe de las subvenciones electorales a percibir.

Pero hay que insistir: para hacer que la transparencia sea un principio aplicable, para frenar esa crítica incontenible de amplios sectores de la sociedad y para ajustarse con el máximo realismo a sus actuaciones de campaña, los partidos políticos deberían tomarse muy en serio sus cuentas. Les vendría mejor a todos. Y a la democracia.

lunes, 15 de agosto de 2016

CHERUBINO, MAESTRO DE ARMAS

Seguro que estaría pendiente de lo que harían los esgrimistas españoles e italianos en los Juegos Olímpicos hasta el final de sus días. Le podía aquella pasión por la espada, el sable o el florete, por los movimientos de defensa y por la estrategia de ataque. Salió en busca del tirador perfecto cuando decidió extender sus conocimientos en el Puerto de la Cruz. Pero más que ese éxito individual, lo que deseaba de verdad era contar con un equipo que fuera creciendo y cuyos componentes multiplicaran los valores de ese deporte.
         Se empeñó desde que convenció al recordado Miguel Ángel Díaz Molina, quien fuera concejal de Deportes del Ayuntamiento portuense y primer director territorial de Deportes de la Comunidad Autónoma de Canarias. Desde luego, fue impulsor de la disciplina, dio vida a la Federación y multiplicó en poco tiempo el número de licencias. Quería -los idealistas siempre tienen buenas ideas, y él lo era- que la esgrima dejara de ser minoritaria. No lo habrá logrado pero captó el interés de muchos jóvenes y estimuló el quehacer de aquellos que se entregaron a esta noble causa deportiva, siempre en busca del perfeccionamiento.
         Fue todo, en ese sentido, Vincenzo Cherubino Príano, fallecido en la tarde de ayer. Profesor, dirigente, entrenador y practicante, por supuesto. Llegó a convertirse en uno de los componentes más activos del desaparecido Patronato Municipal de Deportes a cuyos responsables daba la lata incesantemente para cobrar las subvenciones y poder seguir con las escuelas y programas que coordinaba casi en solitario.
         Nuestro primer acto público como edil portuense fue, precisamente, allá por 1983, fue un torneo que montó en el hotel Maritim. Después, a pesar de los imponderables, de la incomprensión y de algunos caprichos personales, perseveró hasta que hizo realidad, en el pabellón que lleva el nombre de su amigo Miguel Ángel, la escuela municipal. Allí, también bajo su iniciativa, se disputaron algunas competiciones relevantes y fijó su residencia el club que fundó, Tenerife Puerto Cruz.
         Ejerció también como informador de prensa. Fue colaborador durante algún tiempo de Diario de Avisos, no solo ocupándose de resultados y clasificaciones, sino de información general. Su sintaxis castellana no le ayudaba mucho pero no cejaba hasta que le corrigieran la crónica y la viera publicada. Padre de tres hijos, deportistas y profesionales, Enzo Cherubino vivió con intensidad su trayectoria, desde que eran juveniles y proyectaban sus afanes deportivos.
         Nacido en Génova (Italia), estudió Náutica y fue maestro de armas. Fue profesor de Esgrima y Lucha Escénica en el Centro de Arte Dramático de Canarias. Investigó en la esgrima clásica y fue reconocido como maestro de esgrima medieval por la Asociación Española de Maestros de Armas y la Real Federación Española, con la que colaboró activamente en distintas facetas. Es autor de un libro sobre la esgrima medieval, titulado Manual de esgrima medieval y arquería tradicional. En su haber, hay que consignar también que varios de sus discípulos han sido campeones autonómicos y nacionales en distintas categorías.

         La esgrima, desde luego, se queda sin uno de sus apasionados maestros. Y en el deporte local tendrá su reconocimiento.

sábado, 13 de agosto de 2016

CAPACIDAD DE CARGA

En Baleares se lo están pensando. La capacidad de carga turística es un hecho preocupante. Un reportaje bien documentado y sin tremendismos en un informativo televisado de días pasados pone al desnudo los efectos de la masificación turística sobre el territorio y el medio ambiente. O sea, que detrás de los récords de visitantes, del impacto económico y de los socorridos puestos de trabajo, hay unas consecuencias no tan positivas que ponen en riesgo el propio destino.
Carreteras desbordadas, carencia de aparcamientos, dificultades de accesibilidad, infraestructuras y servicios insuficientes, comportamientos humanos inadecuados, destrucción de suelo o aprovechamiento descontrolado e indebido, deterioro de espacios, degradación… el panorama, desde luego, es inquietante.
¿Hasta dónde pueden soportar los territorios, las ciudades y los pueblos la presión derivada del turismo convertido prácticamente en medio de vida o principal sostén productivo? La investigadora colombiana Paula Álvarez, vinculada a la firma Corporación Proyecto Patrimonio, estima que el concepto capacidad de carga, desarrollado inicialmente en el campo de la ecología, “es hoy en día una herramienta de gran utilidad para el manejo de visitantes y la evaluación de los impactos que causa la presencia humana sobre los sitios patrimoniales y áreas protegidas”. A partir de las dimensiones del concepto, ha sido posible elaborar modelos y metodologías, encaminadas, teóricamente, a la sostenibilidad.
         La misma autora señala que “las metodologías que se aplican al evaluar la capacidad de carga hacen posible, entre otras cosas, comprender los valores que definen los sitios patrimoniales y las áreas protegidas; detectar los conflictos, problemas y riesgos que les afectan; establecer los indicadores y estándares que permiten alcanzar condiciones óptimas; caracterizar y evaluar la visita; y definir las estrategias de manejo y monitoreo que aseguren la conservación de los sitios”.
         Se dirá entonces que la clave del asunto es la planificación. Un desarrollo turístico mal planificado o irrespetado por perversos intereses de todo tipo termina generando acusados efectos negativos sobre el medio, natural o social. Es difícil, en ese contexto, deslindar culpas o responsabilidades pero desde las normativas y planes de ordenación que hay que elaborar hasta su cumplimiento, las administraciones públicas y los agentes sociales tienen que esmerarse, so pena de acabar, a la larga, con lo que da de comer.
         En Baleares ya ven las orejas al lobo. En Canarias, con la controvertida Ley del Suelo, aún en fase de gestación, debemos estar atentos, tan dados que somos a los potentes efectos deslumbrantes.