domingo, 25 de junio de 2017

ECUADOR DEL MANDATO (y 2)

En efecto, el papel de la oposición también debe ser valorado en este análisis del ecuador del mandato municipal. Dos grupos, el Socialista, con siete concejales, con el mayor número de votos en las últimas elecciones; y el de Asamblea Ciudadana Portuense, con tres.

Se han esforzado en irradiar un trabajo constructivo, hecho que debe ser ponderado, con presentación de iniciativas -algunas de ellas, incomprensiblemente rechazadas; otras, pendientes de materialización-, pero se han quedado cortos en la tarea fiscalizadora, lo cual repercute no solo en un pálido discurso crítico sino en el robustecimiento de la pretendida alternativa de gobierno. De ahí el escepticismo que alumbrábamos en el final de la primera parte de este trabajo. Preguntando, que es gerundio: ¿está rentabilizando la oposición el malestar ciudadano, por el bien del municipio? ¿Está controlando adecuadamente los problemas que a diario se suscitan, especialmente en barrios y urbanizaciones, y que los vecinos, en redes sociales, se encargan de denunciar? ¿Prefiere ceder este papel? ¿Hace un seguimiento a fondo de la gestión departamental para contrarrestar los alardes propagandísticos y, lo que es más, las deficiencias que se advierten en aplicaciones programáticas -programa, ¿qué programa?- y en las prestaciones que se han de realizar?

Está bien, nadie lo discute, la presencia en convocatorias y actos públicos, reflejada también en redes de ciudadanía. Pero así como se reconoce ese contacto con la población en concentraciones y celebraciones de diversa índole, cabe exigir más a la hora de reflejar el trabajo político propiamente dicho. Y éste, en la oposición, tiene mucho que ver con el control y la fiscalización de la acción del gobierno. La sensación que da en esta primera parte del mandato es de blandura o endeblez política. Se puede entender algunas razones, desde la dedicación posible por circunstancias personales o profesionales a la limitación de recursos, pero se necesita estar más encima de los temas, cruzar sus aristas., ser más incisivos. Y para ello solo es preciso hacer seguimiento, hurgar allí donde se aprecie una falla, estudiar a fondo los expedientes y encontrar las derivadas. Desde luego, hay situaciones que casi a diario invitan al doble ejercicio de denunciar y aportar una alternativa. Y sin quejarse de la falta de atención que prestan los medios de comunicación: con recursos propios, aunque limitados, en una web actualizada a diario o repartiendo un folio o un díptico en plazas, calles y bloques de viviendas, se puede transmitir a la ciudadanía los contenidos de un trabajo serio, positivo y predispuesto para una fiable alternativa de gobierno.

No sabemos si los dos grupos estarán persuadidos de que dos años se pasan volando y que, por tanto, han de replantearse una estrategia que les permitan forjar proyectos viables y que sean apreciados por la ciudadanía.

Y en esos dos años, a ver qué rumbo toman algunos asuntos que hasta ahora no duermen el sueño de los justos pero se enredan o se dejan y se complican las soluciones. Están las grandes actuaciones (estación, piscina, Taoro...) cuya tramitación se traduce en avances lentísimos. Dejémoslas ahí, por el momento. Está aquella comisión para el cuidado y la conservación del patrimonio, por ejemplo, de la que nunca más se supo. Otro: un plan integral para el complejo turístico 'Costa Martiánez' (Lago), con cuyos rendimientos, no solo los económicos, hay que estar más atentos, igual que con su mantenimiento, sobre todo cuando ya circulan especies nocivas, merecedoras, cuando menos, de investigación.

Ver qué se hace con Pamarsa. Y esperar que no se conviertan en jeroglíficos de alto coste las circunstancias del personal contratado, sobre todo para no abonarse a resoluciones judiciales (presunta cesión ilegal de empleados) que llegan a poner en entredicho el propio papel de los gobernantes, no porque se equivoquen, que puede ocurrir, sino porque si las controversias se fían a la determinación de la justicia, terminará dudándose de la utilidad práctica de aquéllos.

Atención también al funconamiento del Consorcio de Rehabilitación Urbanística que ha ido ganando su espacio y hasta quienes no creían en él ahora lucen prestos en fotos y proyecciones. El Consorcio recibió en este mandato, por acuerdo plenario, las competencias municipales en materia urbanística, decisión estructural que bien merece un seguimiento. Alguien habrá de fiscalizar, ¿no?, y comprobar periódicamente los efectos de esa determinación. En cualquier caso, la dinámica del Consorcio tiene fundamentos para ser positiva; pero hay que evitar los riesgos de convertirse en un Ayuntamiento paralelo y de que las decisiones estrictamente municipales, por indolencia, desidia, escasa capacidad o práctico desmantelamiento, se adopten en ámbitos ajenos influenciables.

El mantenimiento, en general, sigue siendo una asignatura pendiente. Al menos, así se desprende de las impresiones de muchos vecinos que se quejan. La prestación de los servicios básicos -el Puerto es una ciudad que requiere una atención permanente en ese sentido- está llamada a mejorar. También la visible en plazas, calles, avenidas, instalaciones y jardines. Y que se pueda transitar por vías no superpobladas de mesas, sillas y hasta neveras. Y que otras, de circulación rodada, reciban una acreedora repavimentación so pena de que las próximas lluvias las conviertan en barranquillos.

En fin, dos años en que el repunte turístico favorecido por coyunturas externas ha contribuido a hacer más llevadera la vida municipal, necesitada de estímulos, porque no se va a poder vivir siempre del Cabildo y del Consorcio.

sábado, 24 de junio de 2017

ECUADOR DEL MANDATO (1)

Se han cumplido dos años del presente mandato municipal y no parece que exista mucho entusiasmo para presentar balances. El Puerto de la Cruz no es una excepción y la mitad del ciclo se cruza sin alardes. Ni gobierno ni oposición están muy dados a prodigarse, unos con logros para hacer propaganda y otros con ánimo fiscalizador bastante menguado. Cuando se vengan a dar cuenta, dentro de poco, ya contarán el tiempo que resta: entre compromisos políticos, celebraciones de obligado cumplimiento y fiestas de guardar, 2019 aparecerá en el horizonte y todo cobrará ritmo de apremio, el que marcan ciertas necesidades y las voluntades que saltan de la renovación a la reelección, pasando por frustraciones, discrepancias, luchas, afanes, especies y maledicencias de la vida municipal. La política local sigue inalterable en algunas cosas características, con su carga de murria, con vocación rutinaria, sin que haya variables de gran fuste o de elevada consideración.

Tras dos años, llama la atención que aún no se conozca el contenido de la alianza política que permitió a Lope Afonso (PP) acceder a la alcaldía. No es la primera vez que sucede: ya en el pasado, en pactos de las mismas organizaciones políticas (Partido Popular y Coalición Canaria) en el ámbito local, se dio la misma circunstancia. A estas alturas, cuando se supone que la transparencia es una exigencia, deberían haber intentado, al menos, una presentación o un texto de mínimos. De hecho, Afonso anunció en un pleno que se haría público el documento. O no lo han redactado o no hace falta. Siquiera para salvar las formas, para evitar que se dijera que lo único que importaba era asegurarse el reparto de las concejalías y de las retribuciones. A pesar de ello, bastante bien han escapado: no ha habido gran repercusión en ese ámbito. Se ve que al ciudadano le importan más otras cosas, no lo que se quiere hacer con su municipio, su forma de gobernarlo y cómo administrar sus recursos. En ese sentido, la parsimonia y la indolencia de los portuenses empiezan a ser clamorosas.

No hubo censura, por cierto, como revoloteó su fantasma durante unos cuantos meses del primer año. Hasta en eso ha salido beneficiada la actual alianza gubernamental. Pese al costo interno que ha significado para Coalición Canaria,si bien quedaron despejadas las incógnitas a raíz de la ruptura de su alianza con los socialistas en el Gobierno autónomo. El camino allanado para quienes se oponían a un pacto de otro signo, acaso motivados por diferencias políticas y personales inducidas desde dentro y desde fuera, hasta alcanzar niveles de incompatibilidad. Pero el antecedente desde el punto de de vista de funcionamiento partidista no es nada bueno. Aunque, respetando -como siempre hacemos- la vida interna de las organizaciones políticas, ese es otro debate del que quizá un día nos ocupemos.

Tampoco hay presupuesto. No vale con decir que otros muchos ayuntamientos están igual o que se está a la espera de algunas determinaciones de otras instancias para preparar las cuentas públicas, mejor entendido, las cuentas de todos. Algunos ajustes para ir cancelando préstamos u operaciones de tesorería han valido, según se ha explicado, para ir aliviando las obligaciones financieras, pero no sabemos hasta qué punto inciden en la deuda estructural, sobre todo si, por otra parte, aumentan las dosis de clientelismo para el Capitulo I y el gasto descontrolado en ciertos capítulos presupuestarios. Otros ayuntamientos canarios y españoles también se han congratulado de reducciones de los saldos de la deuda pública; habrán operado en direcciones similares. Falta ahora que se nos diga cuáles son las medidas para evitar caer en situaciones similares a medio y largo plazo o en hipotecas y en qué notarán los ciudadanos esas mejoras. ¿Rebajarán el IBI, por ejemplo?

Hay una curiosa doble sensación experimentada al cabo de dos años: por un lado, la mayoría de las actuaciones que el gobierno local ha acometido han sido fruto del concurso de otras administraciones pública, especialmente, del Cabildo Insular. Nadie puede negar la sensibilidad de esta institución, principalmente, de su presidente. Nada que objetar, entonces, a la que puede ser una buena y fructífera relación. Son muchísimos los ciudadanos que se quejan, entre complejos y victimismos, de abandono e insensibilidad por parte de gobernantes de otras instituciones, a los que también se culpa de los atrasos o de los desfases apreciados en la ciudad frente a otras localidades que se han desarrollado, cuando menos, a otro ritmo. Quizá, por fin, se dieron cuenta en el Cabildo de que llegó el momento de acreditar lo contrario, de ahí que se haya volcado. Bien es verdad que aún se esperan soluciones en asuntos tales como la estación de guaguas o la piscina deportiva municipal. Del proyecto el puerto del Puerto, ya no se habla tanto, acaso para impedir más confusión o más escepticismo.

Por otro lado, está la inquietud demostrada por amplios sectores de población que, principalmente en redes sociales, ha criticado desidias y estampas múltiples de falta de mantenimiento o diligencia y ha apremiado soluciones, con fotos que prueban y juicios críticos que ponen en evidencia sus razones. Esto no entra en contradicción con alguna idea expresada anteriormente: la preocupación por lo más próximo, por lo cotidiano, por lo transitado a diario, es muy superior a debates políticos que parecen dejar a sus protagonistas o promotores, aunque sea sobre cuestiones básicas o elementales. Es positivo que los ciudadanos reaccionen y cuando vean que las situaciones de abandono y desarreglos se prolongan, expresen sus quejas y sus demandas. Que lo hagan, además, con educación y corrección, en medio de tanta difamación y de tanto insulto como circulan impunemente, es de agradecer.

Que no se engañen quienes crean que los golpes de imagen, los titulares mediáticos favorables y algunas actuaciones efectistas -saludadas con alarde propagandístico digno de mejor causa- han ido propiciando una mejor impresión y un clima político de mayor simpatía o condescendecia. Que no se engañen -aunque todo eso sirva de base para una proyección individualizada o de avances positivos en la gestión- porque el malestar ciudadano existe y no parece que remita. Especialmente en barrios donde, salvo excepciones como el arreglo de la calle Tegueste, en Punta Brava, las carencias y los problemas de mantenimiento se han ido agudizando.

Otra cosa es que el malestar vaya acompañado de una impresión escéptica, es decir, de no ver alternativa. Pero eso, junto a cuestiones de las que también hay que ocuparse, es materia de otra entrega.

(Continuará)

viernes, 23 de junio de 2017

SUBEN PRECIOS, BAJAN SALARIOS



Está registrado que los ingresos en el sector turístico superan ya los de 2008. El dato pone de relieve la bonanza. Canarias sigue beneficiándose de coyunturas internacionales y la racha se prolonga. Aunque se hable de turistas prestados. Mejor para todos, hasta el punto de que se escuchan algunas voces sensatas propensas a cambiar el discurso y no exprimirlo con las cifras crecientes sino sustanciarlo con razones y pruebas de la excelencia, de modo que en sí mismo sea un estimulante de esa condición.
Impulsadas por los vientos favorables, y con la triple finalidad de equilibrar algunas diferencias arrastradas, de mejorar la competitividad y de no perder comba en los mercados, algunas empresas turísticas han subido precios. Estas políticas son respetables y la evolución de su aplicación permitirá contrastar su efectividad. Recordemos que la dinámica de inflación depende de los costes de las empresas y de su capacidad para fijar tarifas o precios. Pero factores tales como la que sigue siendo alta tasa de desempleo y determinados contenidos de la reforma laboral hacen que los salarios anden estancados o incluso caigan. Y ya sabemos lo que ocurre cuando se prolonga esta situación: los salarios bajos inciden en la motivación de los trabajadores y a su vez afectan a la calidad de los servicios que se prestan, en tanto que también condicionan la subida de los precios. Al mantenerse latente, en gran volumen, la demanda de empleo, el margen de los trabajadores para subir sueldos se sigue estrechando. Y como decimos, que la reforma laboral libere a las empresas del cumplimiento de convenios sectoriales equivale a que, automáticamente, las retribuciones se mantengan prácticamente congeladas.
El profesor José Carlos Díez, economista, destacaba esta paradoja en un análisis reciente: si ha disminuido el precio del petróleo en los mercados internacionales y el euro se ha apreciado, repercutiendo en una reducción de los precios de las gasolinas durante el pasado mes de mayo -cuando el IPC bajó a 1.9 %-, a ver cómo se explica que el salario/hora en el sector turístico se estanque o baje. El dato es que cayó un 4 %. Según Díez, la deflación salarial se concentra sorprendentemente en el ramo de hostelería donde la demanda de empleo crece un 8 %, el triple que el crecimiento del empleo en el sector turístico universal. Su conclusión es que no hay ninguna presión de costes que justifique el aumento de precios por parte de las empresas del sector turístico.

jueves, 22 de junio de 2017

LLEGA LA HIDRÓLISIS ALCALINA


Quédense con el concepto porque se va a aludir  mucho a partir de ahora, al menos cada vez que se hable de la muerte física y de todo lo que esté relacionado con ella. Hidrólisis alcalina: funerarias de Estados Unidos y Canadá ya están ofreciendo el servicio que, frente a la incineración tradicional, constituye una alternativa  que destaca, supuestamente,  el valor ecológico consistente en disolver en agua e hidróxido de potasio.

¿Qué hace el bloguero escribiendo sobre estas cosas, de siempre desagradables y cargadas de prejuicios?, se estarán preguntando los habituales seguidores. Pues eso: estar atentos a las tendencias, a las opciones de un asunto tan delicado como es la modalidad post-mortem. Puede que a algunos importe poco o que otros sean tan previsores que establezcan antes de fenecer las condiciones en que quieran despedirse definitivamente. Si ahora mismo, en nuestro entorno más cercano, la controversia está servida y se agrava con el alto incumplimiento de normativas reguladoras de la materia funeraria y cementerial o de la sanidad mortuoria como específicamente se aplican en Canarias, es lógico que vislumbremos el futuro también en este hecho, que el margen de decisión puede ser mayor a medida que las cosas, por muy ingratas que sean, estén mejor informadas. A fin de cuentas, si permiten la expresión, la muerte pertenece a cada quien.

Ya lo califican como proceso revolucionario. Alguna información periodística señala que “a una temperatura de 152 Cº y un pH de 14, el cadáver queda reducido a huesos e implantes metálicos en tanto solo noventa minutos. Una vez separados de la solución alcalina y pulverizados, la familia recibe las ‘cenizas’ en una urna similar a la que se entrega en los crematorios”. Un folleto explicativo de las bondades de la llamada cremación verde, apunta que “en una época en la que nos preocupamos por el medio ambiente, debemos aprovechar toda forma posible de proteger y preservar los recursos naturales de nuestro planeta”.

Una de las empresas norteamericanas que ya ha avanzado en la oferta de esta modalidad asegura que la hidrólisis alcalina es el proceso natural que experimenta un cuerpo tras el entierro, que puede llegar a durar veinticinco años. La cremación verde consiste en acelerar este proceso natural.

Claro que ya han surgido los primeros peros o las primeras objeciones. ¿Cómo deshacerse del líquido resultante el proceso? Es la pregunta clave. En Estados Unidos, las empresas, según la información periodística aludida (elconfidencial.com),  se limitan a comprobar el nivel de pH y, después de ajustarlo, lo echan por el desagüe, un sistema que suscita dudas en torno al tratamiento de aguas residuales. De hecho, este es uno de los principales obstáculos que impiden su llegada a países europeos como España, donde la hidrólisis alcalina es ilegal.

El portavoz de la Asociación Nacional de Servicios Funerarios, Josep Ventura, después de precisar que ninguno de los asociados ha mostrado interés en estudiar y madurar esta fórmula, se ha apresurado a declarar que habría que demostrar que el vertido no es contaminante y eso comporta un cambio de legislación, hecho que conlleva mucho tiempo.

La controversia, ahora con más elementos, muchos de ellos por ahora inciertos, sigue servida. Vaya, con la hidrólisis alcalina.

miércoles, 21 de junio de 2017

PERSONAJES FUTBOLEROS

El fallecimiento reciente de dos personajes futboleros nos devuelve por unos momentos parte de aquel tiempo vinculado a la información deportiva que ocupó nuestros primeros cometidos profesionales. Algunas vivencias y no pocas anécdotas que estimularon nuestro quehacer y reafirmaron la relación amistosa con los protagonistas y las personas.

En el Puerto de la Cruz dejó de existir Alejandro Regalado Marrero, cocinero de profesión y luego vigilante de un centro educactivo. Durante muchos años dedicó su tiempo libre al fútbol juvenil, era uno de los habituales en El Peñón y entusiasta seguidor del Club Deportivo Puerto Cruz. Ejerció como directivo pero lo suyo era animar desde la grada o desde detrás de una de las porterías o desde cualquier ángulo del campo a cuyo alrededor daba vueltas, como forma de desahogar los nervios. Su voz llegó a ser inconfundible en partidos de todas las categorías. Fue defensor a ultranza de uno de los preparadores más populares del fútbol-base portuense, Pepe Galindo.

Alejandro patentó una frase para la historia:
-¡Cámbialo ya, Diossss!
La gritó en más de una ocasión, cuando apreciaba que el rendimiento de algún futbolista estaba por debajo de lo que podía esperarse. Seguramente, la habría dedicado en primer lugar a Fernando Cova, uno de los mejores entrenadores en la historia del club portuense. Aquella forma de decirla se contagió: fueron muchísimos sus seguidores o sus repitientes pero ninguno como Alejandro, a quien cariñosamente apodaban 'Lerroux'. Fíjense cómo sería la frase que terminó generando debate.

Otro rasgo de Alejandro Regalado: sus camisas. La tensión que acumulaba en los encuentros la desahogaba dando vueltas a los botones... hasta que terminaban cayendo, claro. Eso obligó a su esposa y familiares a cambiarlas por otros cierres, como los hilados, o por polos con cuello sin abotonar.

En San Sebastián de La Gomera, falleció Cirilo Rodríguez Mesa, conductor durante décadas de la Delegación o Dirección Insular del Gobierno, socio propietario del Club Náutico de La Gomera y árbitro de fútbol. Un isleño hasta la médula, un hombre parsimonioso y simpático con una peculiar forma de hablar. Conocía las carreteras y las pistas forestales como nadie. Escapó milagrosamente del incendio forestal que costó veinte vidas en septiembre de 1984.

Su papel de árbitro se vio salpicado en algunas ocasiones por incidentes que hicieron temer por su integridad física. Un domingo por la tarde, haciendo Tiempo de juego en Radio Popular de Tenerife, desde Granadilla -creemos recordar- llega la noticia a los estudios de las dificultades de un árbitro que hubo de encerrarse en su vestuario mientras huía despavorido de las iras de los jugadores locales y de un numeroso grupo de aficionados. Era Cirilo Rodríguez, el hombre que se llamaba igual que aquel célebre corresponsal de RadioTelevisión Española en New York. Eran los tiempos en que no había móviles y las comunicaciones, por tanto, especialmente con la viertente sur de la isla, eran complicadas. Desde los estudios hicimos un llamamiento a la calma, en tanto que nuestro corresponsal se acercaba al lugar de los hechos. Cuando llega, en efecto, se encuentra con una pareja de la Guardia Civil que custodiaba el vestuario arbitral y trataba de disuadir a los indignados. Desde el teléfono de un domicilio cercano fue transmitiendo pormenores de la situación, no sin tensión. Hasta que apareció otra dotación de la Guardia Civil y pudo rescatar al trío arbitral, sacándole por el interior de la vivienda desde donde transmitía nuestro corresponsal.

No sabemos cómo se las arregló pero lo cierto es que puso al teléfono al “nazareno” -nunca mejor dicho- y este fue narrando, en riguroso directo, lo que había sucedido y cómo logró ganar a la carrera su vestuario para refugiarse. “He actuado conforme al reglamento. He decidido tal como vi la jugada en el campo”, decía entrecortadamente. Hasta que remató: “Yo no tengo culpa de que no sepan el reglamento”.

Nos reencontramos con Cirilo años después, ya en otros menesteres. Y recordando siempre aquel episodio del que salió indemne y para el que tuvo tiempo de relatarlo, escoltado por la Guardia Civil.

martes, 20 de junio de 2017

LA FRECUENCIA MODULADA, RELEGADA

Primero digamos qué es Egostreaming. Se trata de un proveedor de servicios de streaming para emisoras de radio. Tiene sus propios centros de datos. Estamos ante una red ultra rápida de alta velocidad, lo que facilita distribuir contenidos de radio a grandes volúmenes de audiencias. Su prestación principal consiste en confeccionar planes para estaciones radiofónicas, así como actuar como servidores dedicados para crear radio y emitir en todo el mundo. Todos los productos y servicios pueden ser contratados y gestionados por el cliente directamente desde su sitio web.

Y ahora, ¿qué es el streaming? Bien: es la tecnología que nos permite ver una señal, un archivo de audio o video, directamente desde Internet en una página o aplicación móvil sin descargarlo previamente al dispositivo. Se visualiza a medida que va descargando al ordenador o al dispositivo móvil correspondiente. Una transmisión en streaming nunca queda almacenada en el equipo del usuario, razón que fortalece su seguridad con el fin de evitar plagios o que capturen el archivo de video/audio. Además, esta tecnología permite ver y oir transmisiones en directo a través de reproductores específicos o en un sitio web a través de las técnicas 'flash player' o HTML 5.
Wikipedia hace la siguiente definición de streaming: “Un término que se refiere a ver u oír un archivo directamente en una página web sin necesidad de descargarlo ante al ordenador. Se podría describir como “hacer clic y obtener”. En términos más complejos, podría decirse que describe una estrategia sobre demanda para la distribución de contenido multimedia a través de Internet”.

Explicados estos conceptos, ocupémonos del consumo de radio convencional y por Internet a raíz de unos datos estadísticos publicados por Egostreaming, resultantes de una macroencuesta universal (doce mil quinientos oyentes de ambas modalidades, en Europa y Estados Unidos de habla hispana) para conocer las preferencias actuales, las tendencias y el comportamiento de los oyentes.

La primera conclusión a la que llega el estudio es que la gran mayoría de los encuestados coincide en que la frecuencia modulada (FM) está siendo relegada a los trayectos en automóvil. También es escuchada en cafeterías y determinados tipos de establecimientos públicos. El consumo de radio on line, o sea, desde la red, crece en niveles considerables en detrimento de la modalidad (FM), nada menos que una diferencia total del 22 %. De esta forma, la radio on line, alcanza un sorprendente 61 % de cuota en su máximo histórico, favorecido por dos factores: el aumento de la oferta, por un lado; y por el acceso cada vez más disponible y directo de las emsioras de radio en Internet, por otro.
Siempre según Egostreaming, cada vez se utiliza más el teléfono móvil para escuchar la radio on line. Destaca, en ese sentido, el incremento de un 6 % con respecto al año 2014, el año en que se hizo un estudio similar al que comentamos. Otra conclusión interesante: la radio on line en el ordenador o computadora es escuchada en casa, la oficina y en ambientes como las cafeterías o los cibercafés. Por contra, la radio on line en el móvil es escuchada sobre todo en los transportes públicos y también en el hogar. Dentro del hogar, es importante indicar que se percibe un aumento significativo de consumo radiofónico en las horas de tarde y noche, tanto en ordenadores como en móviles.

En cuanto al consumo por edades, el estudio determina que esta modalidad de consumo crece un 61 % con respecto a la frecuencia modulada, especialmente entre mujeres de 20 a 30 años con predilección por los contenidos musicales, a través del dispositico móvil y escuchando una media de cinco a ocho horas diarias.

Lo que son las cosas: allá a finales de los sesenta, en nuestro país, cuando se implantó la FM, muchas emisoras convencionales se vieron obligadas a prepararse para afrontar el que era todo un reto del que surgirían más opciones para expandirse y ampliar programación. Algunas no pudieron afrontar la inversión tecnológica y tuvieron que cerrar, como la memorable La Voz del Valle, en La Orotava. Ahora, es Internet la que relega a la frecuencia modulada, o la constriñe al desplazamiento en automóvil.

La macroencuesta de Egostreaming también dedica un apartado específico a la situación en España. Pero de ello nos ocuparemos en una próxima entrega.

lunes, 19 de junio de 2017

PENSIONES DE LOS JÓVENES

Pues habrá que estar muy atentos, sí, a la próxima reunión de la comisión del Pacto de Toledo que está procesando las aportaciones de los expertos para afrontar la reforma de las pensiones, previo envío al Gobierno. La reciente comparecencia en el Senado del gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ya es todo un mensaje inquietante: o subir impuestos o bajar pensiones.
Está previsto que la comisión se reúna mañana martes para estudiar las recomendaciones que los grupos políticos han de manifestar, entre otras cosas, para contrastar los cumplimientos e incumplimientos de los criterios introducidos en años anteriores. Recordemos que los ejes básicos giraban en torno a la defensa del sistema, a la clarificación de las fuentes de financiación y al mantenimiento del poder adquisitivo y mejora de las pensiones.
Desde estos ejes se ha de llegar a la actualización del balance económico patrimonial entre el Estado y la Seguridad Social, un hecho indispensable para vislumbrar el cumplimiento de los objetivos que se tracen para el futuro. Veremos ahí cuál será la posición del Gobierno que ya derogó en 2012 una Ley en virtud de la cual se podía compensar las deudas que tiene la Seguridad Social con el Estado, traspasando su patrimonio y sus inmuebles.
La incertidumbre que alimenta la viabilidad del sistema de pensiones se acentúa con la suerte que corran las que afectan a los jóvenes y a los colectivos más desfavorecidos por razón de género. Esos propósitos de futuro son impulsados por los representantes del PSOE en la comisión que valoran el papel de los jóvenes “protagonistas esenciales en el fortalecimiento del sistema de Seguridad Social”, con el fin de comprometerles y hacerles sujetos activos de ese sistema. Se trata, en cierto modo, de robustecer los principios de solidaridad social, “de modo que -dicen los socialistas- no solo los actuales pensionistas sientan garantizadas sus pensiones sino que esa confianza se extienda también a los jóvenes”. Es indispensable que para hacer efectiva esa recomendación haya abundante información sobre el alcance del sistema, su funcionamiento y los derechos y obligaciones que ha dispuesto al respecto la Seguridad Social.
La iniciativa socialista arranca de una premisa: a la hora de asegurar la financiación, no caben “modificaciones radicales” del sistema que rompan con los principios de solidaridad, suficiencia de prestaciones, equidad en el reparto de cargas y responsabilidad pública en la dirección y gestión del sistema. Por eso, su recomendación incide en el ámbito de las pensiones contributivas que, en su planteamiento, debe mantenerse sin alterar su naturaleza, en tanto que “no parece adecuado parcelar” sus diferentes prestaciones en función del origen y en relación a las pensiones de supervivencia (viudedad y orfandad). Y aquí surge una conexión con el anticipo hecho por el gobernador del Banco de España: aún manteniendo la cotizaciones sociales como fuente básica de financiación, el PSOE admite en sus recomendaciones que las pensiones contributivas puedan recurrir a fondos económicos adicionales basados en la imposición general.
Con respecto a las pensiones no contributivas, la formación socialista sigue estimando que deben financiarse con aportaciones del Estado a la Seguridad Social.
Los colectivos de jóvenes tienen que ser conscientes de que este asunto les concierne directamente. No cabe desentenderse y que otros resuelvan. Los principios de solidaridad entre generaciones, ante las incertidumbres desatadas, deben cultivarse sin reservas. Porque un día dejarán de serlo y si entonces no andan provistos...

sábado, 17 de junio de 2017

CUMPLEAÑOS DE ASHOTEL

                                                         A Philip Feier, excelente profesional

José Antonio Rosado, empresario, apenas empezado el acto de celebración del cuarenta cumpleaños de Ashotel, nos informó del súbito fallecimiento esa misma mañana de Philip Feier, un excelente profesional del sector turístico, durante tantos años vinculado a la etapa floreciente del hotel Valle Mar y miembro activo del Club 13, un colectivo que constituyó todo un observatorio local del turismo, sin otra estructura que la acostumbrada convocatoria de los días trece de cada mes. Una lástima: Feier hubiera estado allí, en el complejo turístico 'Costa Martiánez', que también va de aniversario (otros cuarenta), vigilante crítico como era de la infraestructura y del funcionamiento del dispositivo montado para la ocasión por 'Projeza' que es tanto como decir Suso Zárate. Él siempre buscó la excelencia.

Se perdió una multitudinaria asistencia (cerca de cuatrocientas personas) y una fiesta de aniversario que hubo de ser aplazada en su día por previsiones meteorológicas y en la que se repartieron plácemes y parabienes, entre satisfacción y emotividad. Se nota, desde luego, que la cosa va bien en el sector: los discursos de los responsables institucionales y de la organización empresarial se construyen desde registros boyantes y proyectos que no se detienen con tal de seguir captando mercados, aunque pocos reparen en si ya está sonando el timbre de alarma de la capacidad de carga.

Discursos que hasta permiten florituras bromistas que llegan a generar un curioso seguidismo que termina en un no menos llamativo compadreo que es fiel reflejo de la sintonía, de la recíproca confianza entre un sector de la clase política y la empresarial. Nunca antes, posiblemente, se sintieron tan cómodas ambas partes. Y lo que te rondaré si se consuma la alianza política que se avecina, sobre la que tampoco faltaron apuntes irónicos. Nada se tiene en contra de esa felicidad compartida, de esa compenetración y de ese 'fair-play' ante la gente del sector, ni se pretende amargarla; pero no se debería hacer ostentación, siquiera por decoro. Sobre todo, cuando alguna confesión pretendidamente autocrítica induce a confusión.

En fin, la fiesta de cumpleaños de Ashotel estuvo bien, con algunos alardes gratificantes. Actuaciones del equipo de natación sincronizada de la Agrupación Deportiva Santa Cruz y de componentes de Sirena Academy. Más tarde, después de los discursos, interpretaciones de los grupos Soul Vibes y Jonay Martin Special Quartet, así como performances de integrantes de Candelas Teatro que dieron a conocer sus caracterizaciones de la reina Isabel de Inglaterra y de la canciller Angela Merkel.

Intervenciones del alcalde Lope Afonso; del secretario general de la Confederación Española de Hoteles y Establecimientos Turísticos (Cehat), Ramón Estalella; del subdelegado del Gobierno, Guillermo Díaz Guerra; del presidente de Ashotel, Jorge Marichal; y de los presidentes del Cabildo Insular y Gobierno de Canarias, Carlos Alonso y Fernando Clavijo, respectivamente.

De todas, una precisión oportuna de Marichal tras las palabras con las que resumió Estalella la trayectoria de la entidad cumpleañera. Dijo el dirigente de Cehat: “Entusiasmo, modernidad, honestidad, poderío, flexibilidad, cooperación, esfuerzo, visión, ejemplo y compromiso”. El presidente de Ashotel le pidió que añadiera otra: “Unidad”, pues interpretaba que ese concepto aglutinaba afanes, a veces costosos, de iniciativas insulares distintas y había servido para superar obstáculos.

Luego, recuerdos y gratitudes para los ex, entrega de distinciones y reconocimientos, como procedía. Ashotel, pues, ya tiene cuarenta años. Si el presente es exitoso, cabe desear mejor porvenir.

viernes, 16 de junio de 2017

CAOS VENEZOLANO

De nuevo Venezuela en el foco de atención. Situación insostenible la de aquel país, siempre tan presente en la memoria y en los sentimientos. Huida hacia adelante y a la desesperada de un régimen totalitario que ha encontrado el subterfugio de una asamblea constituyente para intentar perpetuarse, aunque eso signifique mandar a hacer gárgaras a la mismísima revolución, calificada en su momento 'bonita'. Un autogolpe con artificiales vestimentas de legalidad. Otra prueba de su fracaso.
Gloria al bravo pueblo”, que la resistencia en la calle lanza e identifica, si se nos permite la adaptación de los primeros versos del himno nacional. Más de dos meses soportando con estoicismo y gallardía la coerción y la represión de los cuerpos armados y hasta de colectivos paramilitares. Resistencia, sí; pero sangre y vidas -más de sesenta, algunas jovencísimas- como sacrificio, allí donde claman libertad. Resistencia en manifiesta desigualdad, en inferioridad evidente.
Casi dos horas diarias dedicamos al seguimiento de la crisis venezolana. Las manifestaciones y las protestas, prácticamente a diario, pueden verse en directo. El Gobierno, tan esmerado en controlar los medios de comunicación, ha perdido la batalla de las redes sociales, donde transmiten en directo episodios y sucesos de violencia que avergüenzan en pleno siglo XXI, cuando se upone que hay que dialogar y auspiciar soluciones, aún desde la discrepancia. Hay que agradecer a quienes, aún con audacia y riesgo, graban desde la calle o desde balcones y tras los frágiles cristales los saltos, los bloqueos, las manifestaciones y ahora, la moda de los plantones. Ver imágenes de la plaza de La Candelaria, en pleno centro de Caracas, tan entrañable para la diáspora canaria, donde se libra casi cada día una batalla campal, es para deprimirse. Esas imágenes en redes sociales o canales de Internet permiten apreciar la dimensión y la gravedad de esta crisis. De no existir o de no haber sido difundidas, no seríamos conscientes del alcance de este auténtico desastre, la palabra más repetida para resumir la situación.
Fractura social, abastecimientos casi imposibles, colas hasta el desespero, hambre, temor, inseguridad, centros hospitalarios cerrados o colapsados, saqueos... Crisis de institucionalidad, con una Fiscal General denunciando públicamente amenazas ¡del Gobierno que la nombró!; con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) acusando al Ejecutivo de crímenes de lesa humanidad; con un poder judicial servil hasta límites insospechados; con los responsables eclesiásticos clamando ante sus superiores y ante quien quiera escucharles; con una inflación al galope tendido sin una medida que la ataje; con una Asamblea Legislativa arrinconada y desposeída pero que resiste como si fuera El Álamo; con un progresivo aislamiento internacional; con sedes judiciales violentadas y obligadas a ser trasladadas; con una productividad económica poco competitiva...
No es el apocalipsis sino Venezuela, un país tan al borde del precipicio que ni siquiera la que parece ser solución extrema, la prueba de unas elecciones democráticas, es garantía de normalización. Muchos años han de pasar, en efecto, para que cicatricen las heridas y el país se recupere.
Gloria al bravo pueblo”...

jueves, 15 de junio de 2017

GUANCHES TIEMPOS DE GUERRA

Pepe Tejero, peluquero de profesión, investigador y escritor autodidacta, se desafía a sí mismo y plasma en las páginas de su novela, Guanches Tiempos de guerra (Le Canarien Ediciones), las ansias, los afanes, las destrezas, los posibles e imposibles de personajes, castellanos y aborígenes, que convivieron, pleitearon y se enfrentaron en tiempos de la conquista de la isla Tenerife por el adelantado Alonso Fernández de Lugo.

Dio a conocer su trabajo días pasados en el Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias (IEHC), presentado por Zebenzui López, gestor cultural de Cultania y ejecutivo de la firma editora. Tejero estuvo desenvuelto, sin necesidad de recursos efectistas o disfrazados en cierta solemnidad, para mostrar los frutos de un esfuerzo de años, invertido en las madrugadas, en las que leyó muchísimo, sin desatender su actividad ocupacional ni a su familia.

La novela, entonces, es el fruto del tesón. Y de la imaginación que, sustanciada en el rigor, propició la recreación de lo acontecido en la isla a finales del siglo XV. Pepe Tejero suma su nombre al de los escritores canarios que siguen indagando y a los que apasiona aquella etapa histórica, rescatando y dando forma literaria a modos, costumbres y estructuras (que las tenían, incluso la militar) de los indígenas. Sus opciones, sus miedos, sus creencias, sus padecimientos, sus rituales, sus suicidios, su resistencia... Hasta un cierto mundo paralelo espiritual.

El título de Tejero va más allá del pugilato entre Bencomo y el Adelantado. Más allá de las batallas de Acentejo. Está también la de La Laguna. Y afloran los sentimientos -hasta el desespero- de los descendientes de ambos bandos, con un misticismo inusual, desperdigados aquellos en paisajes únicos, en barrancos salvajes o en misteriosas cuevas. El conflicto, que el autor va describiendo con minuciosidad a través de los personajes de su texto -sobre tres parejas fluye todo- va a cambiar la suerte o el destino de tanta gente, de todo un pueblo.

Explicó que salió una novela de acción, con sentimientos contrapuestos y ambiciones entrecruzadas. Una lucha encarnizada, una resistencia sobrehumana, ataques feroces, encarnizados, afanes amorosos... todo descrito con estilo llano, sin alardes, pero muy apto para sumergirse en el momento histórico y en las consecuencias para los indígenas que se resistían a ser doblegados y asumir condiciones de esclavitud.

Una llamativa portada y una cuidada edición. Pepe Tejero, arropado por su familia, por amigos que quisieron prestar apoyo y animarle para nuevas entregas, en las que ya se esmera, respondió a las preguntas de quienes se interesaban por una novela escrita con pasión, según explicó. Una visión, una materia, una historia que le seduce y que habrá que leer con atención. Guanches promete ser uno los impactos editoriales del año.