sábado, 30 de mayo de 2020

¡FELIZ DÍA (PESE AL VIRUS), CANARIOS!


Canarias hoy, en su Día, abraza la identidad para afrontar una etapa plagada de incógnitas pero también de esperanzas. La pandemia se ha cobrado víctimas pero ha puesto a prueba la capacidad de resiliencia de un pueblo que habrá de esforzarse ahora en remontar una situación adversa. Ahí es donde el verso del gran Pedro García Cabrera cobra todo su sentido: la esperanza nos mantiene.

Porque podemos y tenemos que hacerlo. Remontar con fe, predisposición y tesón. Es un tránsito histórico y hay que ser conscientes de que para seguir siendo dueños de nuestros propios destinos se requieren esas cualidades. Y algunas más. La convivencia, en determinados trances, requiere de aportaciones que los propios pueblos deben forjar más allá de liderazgos políticos.

Canarias ha de vertebrarse. Los valores históricos de su aperturismo y de su multiculturalidad, cuando no los de su acogimiento e integración, son los fundamentos para superar la crisis que hace mella en tantas familias, en tantos colectivos, en tantos seres humanos.

En la celebración de hoy, es imposible deslindarnos de la emergencia sanitaria, paulatinamente superada, por cierto, con las respuestas de un sistema sanitario muy estimable en cuyo robustecimiento hay que seguir pensando y actuando (Es el momento de volver a reconocer la abnegación y la destreza de tantos profesionales del ramo que se han volcado y siguen haciéndolo con tal salvar vidas humanas amenazadas por la incontrolada circulación de un virus mortal).

Son las respuestas que han favorecido la incorporación de territorios insulares a los planes de desescalada desde la fase 0. Qué ejemplo para España y para el mundo. El civismo importa y mucho. Por eso, cuando se contrasta el comportamiento de la población de esos territorios con las escenas registradas en otros lugares donde predominaron el irrespeto, la negligencia y el incumplimiento, hay que ponderar todavía más la responsabilidad con que la mayoría de los canarios afrontó el trance.
La pandemia golpeó el afán de los canarios pero su fibra sensible resistió para no sentirse aislados, para superar el confinamiento y las limitaciones a su movilidad y su conectividad.

Volvieron a relucir las mejores virtudes: el empeño, la solidaridad, la actitud… Una respuesta cabal de la que no hace falta enorgullecerse: podíamos hacerla.

Es un Día de Canarias singular este 30 de mayo de 2020, en los tiempos del coronavirus. “Las islas son el terrero, donde luchan los canarios…” dice el himno de bellísima alegoría que cantaban Los Majuelos. Los canarios, de la montaña y de la costa, han de seguir siendo bregadores constantes para luchar con motivación y con entereza.

Seamos conscientes. Perseveremos. Podemos reafirmarnos.
¡Feliz día (pese al virus), canarios!

Día 76 de la alarma

Atendemos a alumnas que cursan sus estudios de Periodismo en la Universidad de Laguna. Están en plena elaboración de sus trabajos de fin de curso y les preocupa el futuro profesional. Una de ellas quiere contrastar el papel y el tratamiento de los medios canarios en la crisis sanitaria. Y la otra pregunta sin dobleces si el futuro Colegio Profesional va a servir para algo.

Zafarrancho de limpieza y acondicionamiento en locales próximos a la plaza del Charco, donde ya han abierto comercios y otros establecimientos. Pero empresarios turísticos locales parecen no tener clara aún la fecha de la reanudación de la actividad turística. Uno de ellos, de todos modos, ya se ha lanzado a favor de clientela local y “por ahí voy a seguir. Me va bien”, asevera.

El Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias (IEHC) reabre sus puertas. Ya tiene disponible el programa de las actividades de junio, reducido si se quiere, dadas las circunstancias, pero muy atrayente y con una novedad tecnológica para que nadie se prive (el aforo máximo autorizado es de quince personas) de la oferta: las actividades serán grabadas y colgadas en el sitio web y en el canal de youtube.

El Ayuntamiento del Puerto de la Cruz ha formalizado su adhesión a la Estrategia de Promoción de la Salud y Prevención en el Sistema Nacional de Salud, cumpliendo así un acuerdo de la Junta de Gobierno. Se trata de fomentar estilos de vida saludable. Se pone al frente del programa de trabajo el doctor Javier González Pérez, cada vez con menos tiempo para escribir. El concejal de Salud, Felipe Cabo, anticipa que el objetivo final es “promover que los individuos, familias y comunidades portuenses puedan alcanzar su máximo potencial de desarrollo, salud, bienestar y autonomía, creando un marco en el que trabajar por la salud, se asuma como una tarea de toda la ciudadanía del municipio”. Por cierto, que tiene su interés la iniciativa del gobierno local plasmada en una reunión con representantes de empresarios relacionados con el deporte en la ciudad. Estudio de la situación actual de las instalaciones deportivas, especialmente de los gimnasios, como principal objeto de atención. Se trata de poner en marcha actividades de distinta naturaleza. Colaborará el doctor Ramsés Marrero, del Hospital Universitario La Candelaria, Ya hay un documento disponible en el que se incluyen las medidas, los protocolos y las pautas que los gimnasios han de adoptar y seguir para proceder a la reapertura.

El Gobierno de España da luz verde al Ingreso Mínimo Vital con el que combatir la pobreza y tratar de garantizar una atención a quienes más lo necesitan. O lo que es igual, dar más a quienes menos tienen. Esta ayuda social llegará, según fuentes del ejecutivo, a unas ochocientas cincuenta mil familias. Tal como están las cosas, mucha personas la agradecerán, máxime si la cobran en breve. Resiste el Estado del Bienestar. Dentro de las penurias, un logro.

Otro susto cuando declina la jornada: un viajero de un vuelo procedente de Madrid con destino Lanzarote da positivo por coronavirus. Los protocolos funcionaron correctamente y las medidas correspondientes fueron aplicadas de de inmediato: trece personas que venían en el avión tendrán que hacer cuarentena. La sanidad canaria sigue respondiendo.

Mañana, festivo. Día de Canarias. Salud y suerte, paisanos.


viernes, 29 de mayo de 2020

PAPEL MOJADO


José Arozena Paredes, aquel singular letrado santacrucero, aquel tribuno admirado, aquel lector empedernido, hubiera despachado el asunto con una de sus frases marca de la casa:
-No se dan las circunstancias objetivas para que el proyecto se materialice.

Y es que, en efecto, las que concurren no ya en la pandemia sino en el ambiente social y político generado a medida que evolucionaba, hacen dudar de que prospere y llegue a buen puerto la denominada Comisión para la Reconstrucción Social y Económica de España tras la COVID-19 que viene reuniéndose en sede parlamentaria después de haber elegido presidente al diputado socialista Patxi López. Ya desde la constitución se palpó la tormenta: la primera propuesta del grupo parlamentario ultraderechista consistía en exigir la dimisión del gobierno de coalición. Algunos, ilusos, confiamos en que el nuevo órgano iba a significar una rayo de luz en las tinieblas que crecían y crecían sin que se apreciaran opciones para aportar sosiego al debate político y orientar acuerdos o soluciones que resultaran beneficiosas para la la sociedad.

El clima, demasiado enrarecido. Mucha crispación, demasiado encono. Se dirá que en otras legislaturas también se convivió con esos factores, pero nunca como ahora la pérdida de las formas y la agresividad del lenguaje predominaron en la controversia política, estimulando de paso la mediática. Difícil entenderse, por no decir imposible. Demasiado ruido. “Ruido de tenazas, ruido de estaciones, ruido de amenazas, ruido de escorpiones. Tanto, tanto ruido”, compuso Sabina. Anillo a la realidad casi cotidiana, mientras se sigue contando contagios y fallecidos, mientras los problemas derivados apenas encuentran soluciones y los nubarrones que presagian la tormenta económica no han hallado otra claridad que la inyección de fondos de la Comisión Europea, una ampolla de coramina en medio de la incertidumbre. Y del ruido.

Pero, ¿de que reconstrucción van a debatir y dialogar si apenas sentarse y estrenar el luto, y antes, en los preliminares, la bronca ya era característica en el foro parlamentario? No han correspondido siquiera a la nobleza de la denominación del órgano, muy procedente en el marco que nos hallamos. Había cuatro ejes sobre los que hacer girar su trabajo: el refuerzo de la sanidad pública; el fortalecimiento de los sistemas de protección social, de los cuidados y de la mejora del sistema fiscal; la reactivación de la economía y la modernización del sistema productivo y la posición de España ante la Unión Europea (UE). No hay duda: interesantes materias, núcleos provechosos para tratar de encontrar alternativas, consensuadas además. En principio, se fijó un plazo de dos meses para llevar a cabo los trabajos, hasta junio, aunque prorrogables, si hay consenso, hasta concluir con un dictamen que será elevado al pleno del Congreso para su debate y aprobación. Mucho nos tememos –ojalá nos equivoquemos- que todo quede en papel mojado. Si la Comisión es noticia por los reproches políticos, los abandonos y los portazos, se aleja claramente de las finalidades para las que fue concebida.

Lejos de hablar de todo aquello que más pueda interesar y de producir hechos positivos que, cuando menos, mitiguen la crisis y alimenten esperanzas de sobrevivir, asistimos al esperpento de diatribas y enfrentamientos que tan poco dicen ya a una población cansada de todo eso y sigue alejándose de la política. La ministra portavoz, María Jesús Montero, va comprobando que sus apelaciones se diluyen: “Sin diálogo no podremos trabajar ni reconstruir nuestro país”. No hace falta decir más. Arozena tenía razón: en esas circunstancias, imposible.

Día 75 de la alarma

Datos tempraneros de la consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, referidos a los municipios del norte de la isla, hoy segundo día de luto nacional. En los dos últimos días no hay nuevos contagios. Se han registrado veinticuatro altas. Y un fallecimiento, en Los Realejos.

Prosigue la desescalada, por cierto. A partir del próximo lunes, el 70 % de la población estará en la fase 2. Y a la 3 pasan, La Graciosa, el Hierro y La Gomera, además de Formentera. Territorios libres de virus, ‘free covid’, en inglés, expresión que será muy común en las próximas semanas, desde que se reanude la actividad turística. Todos, el ministro Illa, el consejero Julio Pérez y el doctor Simón siguen apelando a la cautela pues los riesgos de rebrote existen. Circula una foto de Playa Jardín, aquí en el Puerto de la Cruz, muy ilustrativa en cuanto a ocupación. Pero puede que no sea de la fecha anterior, del miércoles pues. Madrid no pasa. Y Ceuta vuelve a la fase 0.

Se agudiza la crisis en la Guardia Civil. Las redes, con opiniones a favor y en contra de la decisión del ministro Grande-Marlaska, contribuyen a ello. El diario publico.es se apunta una exclusiva al señalar al coronel del cuerpo destituido, Pérez de los Cobos, a la cabeza de una facción del Opus Dei que, según la información, aún tiene mucho que decir en la Secretaría de Estado de Seguridad.

La crispación y el encono que enrarecen la relación política, hasta hacerla irrespirable y casi insostenible, se reflejan en lo ocurrido en la Comisión para la Reconstrucción Económica y Social de España, de la que hemos hablado en la primera parte de la presente entrada. En el rifirrafe de dos diputados, el portavoz ultraderechista, Espinosa de los Monteros, y el vicepresidente segundo del Gobierno, Iglesias Turrión, hay palabras gruesas que aluden a un golpe de Estado. Espinosa abandona la sesión; Iglesias le pide que cierre la puerta. El presidente de la Comisión, Patxi López, estalla: “Hay que ser capaces de autocensurarnos para poder estar a la altura”. Pero más contundente, en el contexto de una apelación a una reflexión sobre el papel de la política, es esta expresión: “Si en algún momento podemos demostrar para qué sirve la política es este y, si no, es que no servimos para nada”. Palabras que se comentan por sí solas.

Malas noticias laborales desde Catalunya y Galicia. El cierre de fábricas de coches y de aluminio anticipan lo complicado que será la reconstrucción. A ver cómo se la habla de estas cosas a personas que van a perder su empleo.

El Gobierno de Canarias abrirá un expediente de investigación por lo ocurrido en su sepelio en Guía de Isora. Qué menos después de haber visto las imágenes. El presidente del Cabildo Insular y ex alcalde de la localidad, Pedro Martín, se esmera en explicar lo inevitable de la medida.

Correo postal. Se hace raro escribir este concepto pero claro, Antonio Salgado Pérez, que firmaba sus inolvidables crónicas y entrevistas como Ansalpe, nos ha remitido un ejemplar de su obra que sintetiza la historia de las tres ediciones del BOXAM (Campeonato de España de Boxeo Amateur) celebradas en Tenerife, una de ellas, por cierto, con sede en el desaparecido parque San Francisco del Puerto de la Cruz. Lo hemos recibido y ya está leído: rememoramos nombres, combates y protagonistas. Ansalpe fue siempre riguroso y de estilo periodístico atrayente.

Tres helicópteros militares, en formación triangular (sic), sobrevuelan el cielo portuense. A ver qué dicen quienes se desgañitaron en nuestro país cuando se difundió la especie de que se acababa con la libertad de expresión porque el Gobierno quería controlar las redes. Son los mismos que callan y no se escandalizan cuando descalifican e insultan al presidente sin miramientos ni rubor. A ver qué dicen después de saber que es Donald Trump el que ha firmado la resolución para regular el contenido de las redes sociales. Aunque más interesante puede ser su reacción al conocer que una sentencia judicial avala que Twitter “suspenda cuentas que difundan mensajes homófobos”.

Regresan, ya de noche, los helicópteros. Mañana, viernes.

jueves, 28 de mayo de 2020

SEGURIDAD EN ALOJAMIENTOS


Ya hay distintivo: ‘Alojamiento seguro’. La patronal Hostelería de España puso en marcha el proyecto denominado Hostelería segura, al que se ha unido la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), que consiste en la confección de un sistema integral que habrá de acreditar que alojamientos, bares y restaurantes han completado una formación integral en el marco de los protocolos del ministerio de Sanidad para evitar los posibles contagios de las COVID-19. Ese será su distintivo, ‘Alojamiento seguro’. En los tiempos que corren, será indispensable.

Pensemos en que hay más de trescientos quince mil locales de hostelería en nuestro país. Su funcionamiento interior, sus prestaciones, la calidad de sus servicios deberán cumplir con parámetros de seguridad. Luego será necesario completar una formación específica para aplicar las medidas que sean exigidas para prevenir o reducir los contagios. Entre estas medidas, figuran las recogidas en las 'Directrices y recomendaciones' elaboradas por Hostelería de España y CEHAT con sus asociaciones territoriales, grandes cadenas hoteleras asociadas y el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH), en coordinación con el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), a petición de la Secretaría de Estado de Turismo, cuya guía fue publicada el pasado 10 de mayo por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, tras su validación por parte de Sanidad.

La nueva realidad –mejor expresión, nos parece, que la nueva normalidad- pasa por recuperar la confianza de usuarios y consumidores en todos los ámbitos. El sector servicios, en su conjunto, no se iba a quedar atrás. Siempre se habló, especialmente en el marco de la Unión Europea (UE), de las exigencias de clientes y turistas. Ha llegado la hora de comprobar que las mismas tendrán que ser correspondidas. No es para tomárselo a broma, se acabó el estilo compadre si se quiere un uso público seguro.

Pero no solo están obligados los propietarios, arrendatarios, promotores y empleados de los establecimientos –a quienes, en todo caso, va dirigido el citado sistema- sino que clientes y visitantes deben ser conscientes de cómo habrán de comportarse, de lo que se les va a pedir, de cuáles deben ser sus previsiones y sus respuestas.

Alojamiento seguro’, pues, tiene que ser la señal transmisora de fiabilidad, el fruto de una conciencia y de un trabajo que, además de exigente, se orienta al beneficio colectivo. Los establecimientos que se incorporen habrán de firmar una declaración responsable de compromiso con el cumplimiento de los requisitos de limpieza, salud e higiene necesarios para una ‘hostelería segura’, que permita aportar confianza a trabajadores y clientes durante su estancia en el local.

Esta iniciativa, además de ofrecer la acreditación de ‘Hostelería, alojamiento, bar o restaurante seguro’, incluye un ‘pack’ integral de servicios y productos que facilitan el cumplimiento de los requisitos en las sucesivas fases de desecalada, la actualización constante de la normativa, un seguimiento de los requisitos de establecimiento seguro y un asesoramiento sobre diferentes aspectos que permitirán impulsar la reactivación del negocio.

La CEHAT ya ha adelantado que este sistema integral engloba un curso de formación para responsables de empresa y trabajadores; un manual de medidas para empresa y empleados; un distintivo acreditativo de ‘Hostelería segura’ que demuestre que la empresa ha recibido la formación necesaria para adaptarse a la legislación; un listado de comprobaciones sobre la propia empresas y el trabajador y la señalética para las zonas de trabajo, de clientes y zonas comunes así como actualización de normativa referida a la COVID-19.

Está claro: hay que velar por alojamientos seguros. Un compromiso importante de la nueva realidad.

Día 74 de la alarma

Lo escribimos días pasados. Flaco favor hacen quienes abandonan plásticos, mascarillas y guantes en cualquier rincón, en cualquier lugar. Se ha repetido hasta la saciedad lo de evitar factores de riesgo de contagio y… como si nada. Por eso es procedente que responsables del Ayuntamiento del Puerto de la Cruz hayan tomado la iniciativa para tratar de corregir estas actitudes. Pese a la ejemplaridad mostrada por la gran mayoría de la población, que está cumpliendo de forma responsable con las recomendaciones, el consistorio alerta de que se está detectando un incremento de este tipo de residuos en las inmediaciones de lugares como supermercados, centros de salud y paradas de guagua, y advierte de que la situación se agrava con la acción del viento, que en muchos casos esparce estos elementos por el resto de la ciudad hasta hacerlos llegar a zonas costeras. Se daña el entorno, se deteriora la imagen de la ciudad y se genera una carga de trabajo adicional que podría evitarse.
La concejala de Bienestar Comunitario, Flora Perera, insiste en la necesidad de deshacerse de forma adecuada de estos elementos desechables y aprovecha para recordar la importancia de la separación en origen de los residuos a efectos de su reutilización. Por eso, insiste en que se debe depositar el material de protección individual de un solo uso, como mascarillas y guantes, en los contenedores de fracción resto (de color verde) para contribuir a mantener las medidas de seguridad contra la expansión de la COVID-19 y proteger el medio ambiente. “No se debe relajar las medidas”, señala.
Tertulia en Cope Tenerife, con Jaime Hernández y Carlos Tarife, bajo la moderación de Guillermo García Savedra que plantea con preocupación el repunte de la emigración irregular y los problemas a la hora de ser atendidos, incluso por carencia de espacios apropiados. Coincidimos en la necesidad de una política de emigración por parte de la Unión Europea (UE) cuando, en directo, aportamos la noticia: España tendría acceso a ciento cuarenta mil cuatrocientos cuarenta y seis millones de euros del fondo de recuperación propuesto por la Comisión Europea para relanzar la economía tras la pandemia. Así, España sería el segundo país más beneficiado de este fondo, por detrás de Italia. En total el ejecutivo comunitario plantea a los Estados miembros de la Unión un plan de reconstrucción de setecientos cincuenta mil millones de euros que sería canalizado sobre todo a través de subsidios.
Después, despedida a Roger Montes de Oca Baeza en la Peña de Francia. Amigos y compañeros, a algunos de los cuales no saludábamos desde antes de la pandemia. Notable cumplimiento de las indicaciones sobre la distancia física, en claro contraste con unas imágenes que vimos luego en el Telediario relativas a un sepelio en Guía de Isora, tras las que el Ayuntamiento sureño hubo de pedir perdón.
Por la tarde, reunión de la directiva de la Asociación de la Prensa de Tenerife. El trayecto hasta Santa Cruz nos parecía de otra época, tantas fechas sin hacerlo. Tráfico fluido, por cierto. Como al regreso, cuando el sol atraviesa los bancos de calima y deja una puesta muy atractiva.
Reaparece aquella voz de barítono invisible del edificio vecino, ¿la recuerdan? Los ecos de la crisis en la Guardia Civil no se apagan. Solo que muchos de aquellos que tildaron a los jefes destituido y dimitido de colaboracionistas y entregados al Gobierno son los mismos que ahora ponderan su actuación. Qué facilidad para pasar de un lado a otro. Esta pandemia también trastorna y hace florecer las contradicciones.

miércoles, 27 de mayo de 2020

LAS REVISTAS, CON MENOS LECTORES


La pandemia ha agudizado la crisis en el sector prensa y revistas. Pareciera que el papel se muere. Se resiste pero las estadísticas revelan que tal soporte ya no da más de sí. Hay quien lo sigue prefiriendo para informarse, entretenerse o ilustrarse pero la accesibilidad a la red es cada vez mayor y los hábitos de lectura han cambiado sustancialmente. Ese universo ya no es el que era.
Lo pone de manifiesta el Estudios General de Medios (EGM) cuya última entrega cifra en cuatro millones seiscientos sesenta y cinco mil los lectores que semanalmente consumen estos contenidos, unos ciento sesenta mil menos que en la anterior. Claramente, no remonta. La tendencia de pérdida de lectores se consolida y se manifiesta generalizada.
Este EGM analiza el consumo de hasta once cabeceras, al frente de las cuales se sitúa Pronto, que logra mantenerse con dos millones ciento setenta y tres mil lectores semanales. Pronto está muy por encima de Hola! que se queda en un millón setecientos setenta y siete mil usuarios y le sigue en el ‘ranking’ cuya tercera posición es para Lecturas con un millón diez mil usuarios. A partir de ahí, otros títulos, como Diez Minutos, Semana y El Jueves que se quedan por debajo del nivel del millón e lectores.
Así pues, hay un claro predominio de la denominada ‘prensa rosa’ que sigue menguando enteros después de épocas de esplendor y de profusión de cabeceras. Se lee menos, por un lado; y ni siquiera incentivos en forma de concursos, regalos u obsequios, por otro, son capaces de estimular a los consumidores habituales de este tipo de publicaciones, de productos que siguen compitiendo no solo por seguir captando lectores sino por hacerse con una porción cada vez mayor de la tarta publicitaria.

El panorama, pues, muy sombrío. Teóricamente, la crisis subsiguiente a la pandemia envolverá también a estas publicaciones. Si la impresión de algunos es que el virus lo cambia todo, incluso el acceso a la información y los propios hábitos de lectura, mantenerse o subsistir será un acto de heroicidad.
Día 73 de la alarma
A media mañana, llega la triste noticia del fallecimiento de Roger Montes de Oca Baeza, un buen amigo, deportista durante su juventud, comercial durante muchos años en una prestigiosa firma local, hijo de un docente inolvidable que enseñó a varias generaciones de portuenses y del que todo el mundo aún pondera su seriedad y su compromiso. Roger jugó de portero en el infantil, juvenil y primer equipo del Club Deportivo Puerto Cruz. También fue integrante de una selección juvenil de Tenerife que participó en un Campeonato de España. Pepe Galindo y Fernando Cova le dieron la alternativa. Erá ágil, felino, valiente, aunque no le ayudara la estatura. No pudo superar la enfermedad. Mañana recibirá cristiana sepultura en la Peña de Francia, muy cerca de donde habitó toda la vida y de su San Telmo, lugar preferido de baños, vivencias y diversiones. Hasta siempre, Roger.
La crisis del Gobierno de Canarias se ve acentuada por las formas seguidas con el nombramiento de una viceconsejera para el área de Turismo, Teresa Berástegui, que perteneció a Ciudadanos, formación política cuyo papel futuro sigue siendo una incógnita. La abandona. Falta saber ahora si habrá otras repercusiones. La política canaria sigue aportando sorpresas, sorpresas aporta la política canaria, siempre con una tendencia al surrealismo.
De crisis en crisis: ahora la de la cúpula de la Guardia Civil, con la destitución de un coronel jefe, Diego Pérez de los Cobos, jefe de la Comandancia de Madrid, seguida de la renuncia del director adjunto operativo, Laurentino Ceña, disconforme con la citada destitución. El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, se las ve y se las desea cuando ha de comparecer y responder a las preguntas. La tormenta se ha desatado y las explicaciones son de difícil persuasión, aunque la pérdida de confianza y el propósito de afrontar una nueva etapa con nuevos responsables son razones siempre estimables. El cisco en en el seno del cuerpo debe ser monumental. La tensión interna en el ministerio, también. De las que se rasga con un soplo.
Por la tarde, minutos antes de la intervención en Ycoden Daute Radio, con Narciso Ramos, asistimos, sin querer, a uno de esos momentos cruciales de la enseñanza en la era pandémica: la nieta, Amanda, siete años, en el curso inicial de Primaria, habla por videollamada con su profesor, que le ofrece indicaciones de cómo completar las tareas encargadas para terminar el curso. Hace gestos claros de que nos callemos pues no quiere ser distraída. La vida.
La Fundación José Luis Montesinos inserta en su sitio de facebook un breve mensaje audiovisual que nos solicita para reconocer y estimular su labor en el Puerto de la Cruz. Lo vemos después de acompañar a los familiares de Roger en el tanatorio de Las Arenas y cuando un helicóptero de la Guardia Civil sobrevuela las azoteas de los edificios del casco. Se agradece la brisa fresca de la tarde, cuando se amontonan los recuerdos y cuando se desea una infusión reconfortante.

martes, 26 de mayo de 2020

ANUNCIOS DE APERTURA


La comisión interministerial del Gobierno, convocada para evaluar la inminente reactivación del sector turístico español, decidió ayer levantar las restricciones al turismo internacional sin necesidad de imponer cuarentenas a los visitantes procedentes del exterior a partir del miércoles 1 de julio.
Poco a poco, pues, se va despejando el panorama. La progresiva reanudación de la actividad turística tiene algo más de un mes por delante para que el sector ultime su preparación, también desde el punto de vista sanitario pues, como declaró la ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación, Arancha González Laya, hay que asegurar las condiciones de protección. Queda por precisar, eso sí, cuáles son los mercados o países afectados por la supresión de la cuarentena, de acuerdo a la evolución de la pandemia. Se trata de una de las medidas adicionales que hay que establecer para mantener el control sobre nuevos posibles contagios de la COVID-19.
Asimismo, González Laya precisó que el levantamiento de cuarentenas para visitantes del exterior no se decide por presiones de ningún sector económico. Y es que hay que tener en cuenta que tal cuarentena “era el resultado lógico de estar España todavía en una situación de confinamiento y delimitación de movimientos. A medida que en España vamos ganando espacios de libertad estas medidas en las fronteras pueden cambiar, y es lo que hemos hecho, sustituimos la cuarentena con otras medidas de frontera, pero no lo hemos hecho antes de saber cuándo podrán moverse libremente los ciudadanos españoles dentro de nuestro territorio".
Muy claro: si el virus sigue circulando y aún no existen vacuna ni tratamiento, es consecuente seguir observando medidas de contención. Los esfuerzos y la responsabilidad de la mayoría de la población tiene que ser una base sólida para remontar la situación.
La ministra González Laya ha agregado que "España está preparada para discutir con sus socios comunitarios cómo vamos a coordinar a nivel europeo este levantamiento de medidas, cómo vamos a asegurarnos que cuando los turistas entre en condiciones similares entre países que están en fases similares".

Recordemos que otros países ya están tomando decisiones similares, entre ellos Italia, el foco del brote inicial en Europa. Francia, por su parte, que había desaconsejado visitar España, ya ha rectificado y ha señalado que no hay una recomendación oficial al respecto.

Sobre el particular, González Laya ha señalado que, este lunes, el ministro de Turismo francés ha aclarado que se trató de una confusión “y ya saben que no hay ningún inconveniente para que vengan turistas franceses, como alemanes o austríacos, aquellos que nos visitan regularmente”. La ministra ha agregado que "España está preparada para discutir con sus socios comunitarios cómo vamos a coordinar a nivel europeo este levantamiento de medidas, cómo vamos a asegurarnos de que los turistas entren en condiciones semejantes a las de países que están en fases similares".

Lo dicho: se va despejando el panorama. Cuestión ahora de avanzar en los preparativos necesarios. Y conciencia de que lo importante es reabrir en condiciones de seguridad. Pulsemos, además, dos cosas: prioridad para el turismo local y nacional, por un lado; y las ganas de seguir disfrutando de vacaciones, por otro. Son importantes para determinar el alcance de la recuperación.

Día 72 de la alarma

Pues muy temprano empiezan a circular personas en dirección a zonas de baño. La animación se nota en las voces, como si fueran descubridoras del mar, alternándose con el tran/tran de la perforadora que llega desde Santo Domingo-La Marina. Y claro, quienes se dirigían al muelle se encontraron con el inconveniente de aguas turbias, poco azuladas. El gozo, en un pozo. En seguida, circularon fotos y quejas en las redes. Ya a mediodía, una explicación oficial desde el Ayuntamiento:

En relación a la turbiedad de las aguas en la lámina de agua del muelle pesquero, se señala que ello se ha debido a las labores de bombeo del agua de mar necesarias para la obra de ejecución del sistema de drenaje de aguas pluviales que se viene ejecutando y que vendrá a dar solución a su localización en el casco. Dichas obras cuentan con autorización en materia de servidumbre de Costa y de Patrimonio Histórico. En consecuencia, lo ocurrido es consecuencia de la dilución de finos que se producido en las paredes de la excavación y el bombeo de las aguas para poder seguir desarrollando los trabajos y en ningún caso supone un vertido de aguas que tengan otro origen que la infiltración marina en el subsuelo excavado y su bombeo y su mezcla con el agua salada. Por tanto, no se trata de ningún vertido de otra naturaleza que no sea el propio del desarrollo de las obras que mejorarán el encauzamiento de pluviales del casco de la ciudad. Así, el baño desde la playita del muelle está autorizado quedando cerrado el acceso a los espigones del propio refugio pesquero de Puerto de la Cruz”.
Y temprano también se conoce la dimisión de la consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, María José Guerra, quien demuestra mucho temple a la hora de ofrecer sus razones en una entrevista televisiva. En mal momento llega la renuncia, decimos en la conversación radiofónica del mediodía con Leopoldo Fernández, ex director de Diario de Avisos, en la emisora Onda Tenerife, coordinada por Norberto Chijeb. Primero, la pandemia. Después, el final de curso. Y tercero, los preparativos del próximo. Le sustituye provisionalmente José Antonio Valbuena, consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias.
Otra papeleta, desde luego, para el presidente Ángel Víctor Torres, que va sumando crisis y puntos en el papel que le ha tocado desempeñar desde que accedió al cargo. La gente pondera su talante y su pragmatismo para superar estos trances. A preguntas de Chijeb, explicamos que las sustituciones en el ejecutivo son enrevesadas, por los equilibrios que hay que mantener. Y en un gobierno de coalición, mucho más. Los territoriales y la paridad, en primer término. Aunque la idoneidad es lo primero. Que en el primer año del mandato se haya producido una doble dimisión, ambas en Tenerife, es una seria complicación. Torres tendrá que tener en cuenta estos factores en pos de una solución satisfactoria. No será sencillo, desde luego.
El virus no se ha ido, como hemos escrito. En clínicas y laboratorios privados, hay que abonar hasta doscientos euros para su detección. La Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de Salud (SCS) ha autorizado a 33 laboratorios y clínicas ajenas al organismo autónomo a realizar las pruebas para la detección de la COVID-19. En el primer día de la fase 2 en Canarias, por cierto, Una persona fallece por coronavirus y otras diez reciben el alta. Los últimos datos del Gobierno autonómico concluyen que en el archipiélago hay trescientos sesenta casos activos. En lo que al norte tinerfeño se refiere, la consejería de Sanidad señala que no hay nuevos contagios en los dos últimos días, si bien hay que lamentar un fallecimiento en el Puerto de la Cruz.
El sol que aún brilla pasadas las ocho de la tarde realza la vista de la cordillera, de Las Cañadas, donde están emplazados los telescopios y los observatorios astronómicos. El motor de dos helicópteros del Ejército quiebra el suspiro amargo de la tarde.


lunes, 25 de mayo de 2020

LECCIÓN DE PORTADA


Coincidía con el ‘Memorial day’, una conmemoración de cada 25 de mayo en Estados Unidos, cuando se recuerda a todos los soldados americanos que cayeron en combate.

Es una lección de portada, de primera página. Una lección de periodismo. La edición de ayer de The New York Times aparecía con los nombres de las casi cien mil víctimas mortales de la pandemia en aquel país. Es un tributo para honrar su memoria, sin distingos sociales. Aparecen los nombres de los fallecidos acompañados de una breve reseña identificativa.

“Casi cien mil muertes en Estados Unidos, una pérdida incalculable”, es el título, en mayúsculas, a seis columnas, a toda plana. No hay fotos, no hay informaciones, no hay artículos de opinión. Hay un listado, “un largo y solemne listado”, con nombres y apellidos de quienes perdieron la vida. Un alarde de originalidad periodística, un canto a la igualdad de trato, un reconocimiento a quienes ya no están entre la ciudadanía estadounidense.

Los nombres habrán sonado sin estridencias. El director creativo jefe, Tom Bodkin, más de cuarenta años en el “Times”, confesó que no recordaba una portada sin imágenes, “aunque ha habido algunas páginas que solo llevan gráficos”. Y remata: “Esta es sin duda la primera de los tiempos modernos”. El diseño, en cualquier caso, remite al de los periódicos centenarios.

Nombres y apellidos de víctimas de un virus letal que arrasa por donde quiere que va. Que no descansa. La editora asistente del departamento gráfico, Simone Landon, dijo que las intenciones eran “representar el número de una forma que expresara tanto la vastedad como la variedad de las vidas perdidas”. Sabían que existía algo de fatiga frente a los datos, luego se afanaron en la búsqueda de una forma de lidiar con ese número que parecía impensable: cien mil fallecimientos.

De modo que salió una portada histórica, la primera del siglo, la que inmortaliza (paradójicamente) la pandemia. Colocar cien mil puntos o figuras de palitos en una página “en realidad no dice mucho acerca de quiénes eran esas personas, de las vidas que vivieron, de lo que todo esto significa para nosotros como país”, dijo la editora Landon. Así que se le ocurrió la idea de compilar obituarios y esquelas de víctimas de la COVID-19 publicadas en periódicos grandes y pequeños de Estados Unidos, y seleccionar fragmentos vívidos de ellos.

Según se relata en el diario, dos ideas primaron para la portada: una cuadrícula con cientos de imágenes de quienes perdieron sus vidas a causa de la COVID-19 o un concepto “todo tipográfico”, señaló Bodkin. Sin importar cuál enfoque se eligiera, dijo, “queríamos invadir la página entera”.

Landon comparó el resultado con “un rico tapiz” que no podría haber tejido sola. Tras la portada, la lista continúa en las páginas interiores con el ensayo de uno de los columnistas del diario, Dan Barry. Nombres y más nombres. Una portada y una edición para la historia del periodismo. Si se quiere comparar con las que abundan en nuestro país… bueno, no; no desvirtuemos la originalidad y conservemos la frescura de la lección.

Día 71 de la alarma

Domingo. La Iglesia celebra la 54 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, en esta ocasión bajo el lema “Para que puedas contar y grabar en la memoria. La vida se hace historia”. El título fue propuesto por el Papa Francisco. Un mensaje dedicado a la narración, en el que el pontífice solicita a los periodistas “tejer historias que construyan, no que destruyan; historias que ayuden a reencontrar las raíces y la fuerza para avanzar juntos”. En la misa televisada, el oficiante se hace eco de la posición fijada por la Comisión Episcopal de Comunicaciones Sociales (CECS): “Los comunicadores sois garantes de la esperanza ante la COVID-19”, afirma.

Calima y calor, lo previsto. Esperemos que nada pase en los montes. El cambio climático –quizá sea mejor decir el descontrol climático- nos trae riesgos de incendios forestales a estas alturas del año. Están prohibidas todas las actividades en zonas forestales. No se puede ir a caminar al norte. Y luego está el uso de las playas y zonas de baño a partir de mañana. Todos nos preguntamos cómo disfrutar de nuevo de las aguas atlánticas. El alcalde del Puerto de la Cruz, Marco Antonio González Mesa, publica un bando en el que pide a la ciudadanía que siga comportándose de forma responsable. Se trata de de garantizar un adecuado uso de las zonas de baño, tanto desde el punto de vista medioambiental como sanitario. Se recomienda a los ciudadanos que se duchen antes de ir y llegar de la playa. Los grupos no podrán ser superiores a quince personas. Habrá socorristas. Y no se podrá hacer uso de duchas, lavapiés zonas de recreo ni fuentes de aguas. El área de Deportes y Salud del Ayuntamiento difunde un video en el que se hace ver la importancia de comportarse responsablemente.

Y es que a la una de la madrugada pasamos a la fase 2 de la desescalada. Hay que hacer las cosas bien. Se animan los viandantes. Se agota El País en el quiosco. Javier Marías escribe un artículo demoledor sobre la situación de TVE en el suplemento Semanal titulado “Al servicio de otros señores, dos”. Comentamos su contenido en conversaciones telefónicas con Pepe Segura y Eligio Hernández que habitualmente se interesan por la salud, como Juan Domínguez del Toro, Melchor Hernández Castilla y el doctor Juan Rodríguez, amigos siempre puntuales.

Crisis en la consejería de Educación del Gobierno de Canarias. Dimite el director general de Ordenación, Innovación y Calidad, Gregorio Cabrera, a causa de los desencuentros con la estrategia asumida por el equipo director. Lo expresa en un comunicado que reproduce íntegramente Canarias 7. Discrepa de las instrucciones “no consensuadas” que, en forma de "Orden", dejan en manos del profesorado “llevar a efecto o no la respuesta educativa prevista para los cursos de 6° de Primaria, 4° de ESO y 2° Bachillerato, al mismo tiempo que traslada a las directivas toda la responsabilidad en la toma de decisiones”.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anuncia que la ministra de Turismo, Reyes Maroto, convocará próximamente un Consejo Interterritorial para consensuar medidas de seguridad en el ámbito turístico. Ha instado a los presidentes autonómicos a potenciar el turismo nacional como impulsor de la temporada veraniega, ya a mediados de julio. No queda muy bien otro ministro, el de Consumo, Alberto Garzón, con estas manifestaciones presidenciales. Por cierto, que el presidente canario, Ángel Víctor Torres, declara, al término de la conferencia con sus colegas y el propio Pedro Sánchez, que a la hora de distribuir el fondo no reembolsable de dieciséis mil millones de euros se debe tener en cuenta a las comunidades con un sistema tributario propio. Torres enfatizó el hecho de que Canarias tiene una afección ante la crisis distinta que el resto de comunidades, ya que los recursos propios suponen cerca de un 20% de la recaudación del Archipiélago, porcentaje que asciende a entre un 30 y un 40% en el caso de los Cabildos.

El cielo luce azul muy limpio durante la tarde. La primera página de la edición de hoy de The New York Times inspira la entrada en el blog de mañana. Es impactante, la verdad. Una manera muy original de rendir tributo a los que el virus se llevó.

Parece que controlan los conatos de incendio que se producen, uno de ellos en la zona alta de Icod de los Vinos. Ya por la noche, ocurre igual con otro declarado en Ravelo, término de El Sauzal.

El problema es que va a seguir el calor. O sea, precaución.


domingo, 24 de mayo de 2020

ABRIL, CERO PERNOCTACIONES


Las pernoctaciones en los hoteles españoles cayeron en abril un 100 %. Así lo refleja el Instituto Nacional de Estadística (INE) como dato que pone de relieve la incidencia de la pandemia en el sector turístico. Es la prueba del cero turístico. Actividad nula. Y es que desde el 19 de marzo entró en vigor una orden que desarrollaba lo establecido en el primer decreto de alarma. Determinaba la suspensión de la apertura al público de todos los hoteles y alojamientos turísticos en todo el territorio nacional. Desde esa fecha fueron cerrando progresivamente hasta quedar completamente suspendida su actividad una semana después.

El informe del INE sobre Coyuntura Turística Hotelera sobre pernoctaciones refleja una bajada histórica. Los últimos datos del mes de marzo, en efecto, ponen sobre la mesa un descenso del 61,1 % respecto al mismo mes del año pasado, con 8,3 millones de pernoctaciones. Aunque algunos hoteles estuvieron abiertos en abril para alojar a trabajadores de servicios esenciales, como los sanitarios, la normativa europea considera que no realizaban actividades turísticas, por lo que sus flujos no se contabilizan en la estadísticas.

Frente al cierre sufrido este año por la pandemia del coronavirus y el estado de alarma, en abril de 2019 había abiertos quince mil doscientos hoteles en España, que ofertaron 1,5 millones de plazas y que empleaban a doscientos diez mil trabajadores. Estos establecimientos registraron más de 9,1 millones de viajeros, que efectuaron casi 27 millones de pernoctaciones. Las estadísticas del INE confirman que la aportación del turismo al PIB es del 12 %.

Este cero turístico, esta cifra inédita en un sector productivo de indudable importancia, revela por sí sola la necesidad de remontar. Es insostenible, de ahí que el presidente del Gobierno haya anunciado la reapertura de la actividad turística, en condiciones de seguridad tanto en orígenes como en destinos, el próximo mes de julio, aunque ello pueda depender también de pactos entre países.

El sector parece impuesto de esa pretensión de máxima seguridad. Ahí tenemos la reciente posición fijada por la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), que se une al grupo creado para impulsar una reapertura segura. Con esta iniciativa se intenta generar sinergias y alianzas que permitan la óptima apertura de un sector con más 300.000 establecimientos que emplean a 1,7 millones de personas. Para ello, se han creado cuatro grupos de trabajo: Formación y Talento, Demanda Segura y Reactivación, Financiación y Alianzas Estratégicas. En efecto, según fuentes de la CEHAT, el grupo de expertos hará llegar al sector de la hostelería, desde planes de formación sanitarios relativos a la COVID-19, hasta la reformulación de créditos, apoyos para alianzas con entidades financieras y sociedades de garantía recíprocas, con el fin de salvar la liquidez y fortalecer financieramente los negocios.

Se trata ahora de anular el cero, de superarlo, de arrinconarlo en el peor lugar de la historia del turismo.

Día 70 de la alarma

Hay dos hombres durmiendo –o eso parece- en bancos próximos a la pila de la plaza. Es sábado, primera visión de la mañana. Las churrerías están más animadas. Se reanuda la costumbre de acudir temprano y llevar el producto a casa. Un vistazo a las cifras de la pandemia que ofrece la consejería de Sanidad sobre los municipios del norte tinerfeño: en los dos últimos días hay seis nuevos contagios y se han registrado veintinueve altas, cinco de ellas en en el Puerto de la Cruz. No hay fallecidos.

Canarias, la comunidad, se prepara para acceder a la fase 2 de la desescalada. Se amplían la actividades permitidas, siempre manteniendo las franjas horarias establecidas para dar paseos en los municipios de más de cinco mil habitantes. “Ahora la responsabilidad es mayor”, dice el consejero del ejecutivo autónomo, Julio Pérez. “Es el momento en el que el resto de la sociedad debe trabajar y cumplir las normas establecidas para poder evitar la contagios y no tengamos que dar ningún paso atrás”, añade.

Es inevitable pensar en la probable masificación cuando se permita acceder a las zonas de baño. En algunas conversaciones domésticas, de esas en las que se alude a la cantidad de epidemiólogos que han ido surgiendo, de personas que, en apariencia, todo lo saben o de todo entienden -la figura del ‘todólogo’ ha reaparecido sin límites en la infinidad de tertulias-, es inevitable pensar en la invasión de playas y piscinas. “Ahora todos querrán nadar”, dice alguien. Y todos a la misma hora, o casi, decimos nosotros. Un hecho sí es cierto: se ve a muchas personas con mascarilla en sus paseos o en las colas ante la farmacia y en los supermercados.

A media mañana, la triste noticia del fallecimiento de un amigo, Eugenio González González, quien, como tantos otros portuenses, tenía su apodo, ‘el Rolón’, todo un linaje, toda una saga crecida en torno al inolvidable cafetín de la plaza del Charco, al lado del desaparecido Cinema Olympia. Eugenio fue el personaje admirado de la infancia por varios hechos: era un atleta que lucía abdominales y gran capacidad de soportar cargas en sus espaldas. Era un carnavalero que popularizó un disfraz: caminaba con la cabecera de una cama a sus espaldas, leyendo un periódico con aspecto de venerable anciano. Los extranjeros se desternillaban a su paso. Hubo quien se encontró fotos suyas en un viaje de luna de miel en un país europeo. Nos parece recordar que ofició como personal de seguridad (guardaespaldas, se decía) cuando Felipe González, en los albores de la democracia, anduvo por El Peñón. Años después trabajó como masajista profesional. Dotado de sentido del humor, fue un hombre desprendido y generoso. Descanse en paz.

La caída de ingresos durante la pandemia deja a la Comunidad Autónoma en situación cada vez más preocupante, de ahí que el presidente, Ángel Víctor Torres, haya solicitado a Pedro Sánchez que convoque una reunión de la comisión bilateral de cooperación Estado-Canarias “para resolver asuntos apremiantes, como es la merma de recursos del bloque canario de financiación para las administraciones autonómicas”. Torres reivindica el REF para corregir las desventajas de su condición ultraperiférica. Como consecuencia de esa singularidad, Canarias depende de los ingresos que generan sus propios impuestos en un 19% de su presupuesto, mientras que en otras comunidades autónomas los tributos propios solo aportan el 7%, de media, recuerda el presidente.

Un buen ejemplo de los apremios a los que alude el presidente Torres estriba en la memoria anual de 2019 que ha entregado el Diputado del Común, Rafael Yanes, al presidente del Parlamento de Canarias, Gustavo Matos. Expuso a modo de síntesis que “aunque suben un 8% las personas atendidas en las islas y un 7% el gasto, Canarias aún presenta una inversión de 64,5 euros por habitante frente a los 149 euros de media nacional”. Y luego ejemplifica el caso de una mujer de 42 años que fue reconocida como gran dependiente en 2011 y en noviembre de 2019 se le da la propuesta de Programa Individual de Atención (PIA) que aún no ha sido aprobado. "La ley da un plazo máximo de seis meses y han pasado nueve años", ha agregado. Con razón, el propio Yanes reconoce que se trata de un “caso inadmisible”.

Viene calor, señalan las predicciones meteorológicas. Calima, viento y temperaturas que, algunos puntos de medianías, pueden alcanzar los treinta y cuatro grados. Cuestión, pues, de andarse con cautelas. No estamos para más descuidos y para más tragedias.