jueves, 1 de enero de 2009

¡1 DE ENERO!

¡Hola 2009, bienvenido!
Hace un día luminoso, radiante...
Aunque el terrorismo sigue golpeando, como si quisiera recordarnos que su barbarie es inagotable.
Hay turistas desde muy temprano en pantalón corto en las calles, en tanto los últimos resistentes de la fiesta, con esmóquin o traje negro y ya descorbatados, buscan un refugio reparador. Los carritos están cerrados, no hay periódicos, el pan sale y llega calentito y en la cercana farmacia de guardia han agotado las reservas de 'alka-seltzer' antes del mediodía. Alguien apura unos billetes de lotería para el sorteo inmediato. Un par de sms (mensajes telefónicos a móviles) reflejan que aún quedan personas con sentido de la sincera amistad.
¡Parece 1 de enero!
No, lo es...
Por eso, por el optimismo que advirtieron los visitantes del blog -y a quienes agradezco francamente sus comentarios- y porque la actitud debe propiciar un año distinto del anterior, menos raro, más positivo, se destapa el ánimo para escribir desde el primer día del año.
Rumian tres o cuatro ideas... Irán brotando, espero. Y plasmándose.
¡Parece 1 de enero!

1 comentario:

JJ dijo...

Veo que has comenzado el nuevo año com bríos renovados. Espero que transcurra y finalice, al menos, de igual manera.

Buen año.

Jesús