lunes, 20 de julio de 2009

LA RADIO BIEN HECHA

Radio Popular de Tenerife, integrada en la Cadena de Ondas Populares Españolas (COPE), cumple cuarenta años. Da igual que haya más o menos fastos de celebración; lo importante es que la emisora siga siendo una referencia destacada en el panorama radiofónico de las islas, cada vez más poblado y en donde la competencia se torna complicada, especialmente a la hora de aportar novedades y mantener unos niveles de calidad que permitan, sobre todo, cultivar la calidad y la credibilidad, tan en boga a lo largo de todos los debates que sobre el particular se suscitan.
En Radio Popular labramos buena parte de la trayectoria profesional. A su sede lagunera, enfrente del teatro “Leal”, llegamos en 1970, de la mano de Antonio Expósito Mesa quien sigue en activo en el Ayuntamiento de La Orotava. Era director entonces José Siverio Pérez, que llevaba consigo todo el bagaje de sus estudios cursados en Madrid junto a quienes luego serían destacados profesionales y la experiencia de La Voz del Valle y Radio Popular de Güímar, donde acreditó suficientemente sus dotes gestoras y su iniciativa.
(Siverio, por cierto, convalece de una intervención quirúrgica y se recupera paulatinamente, tal es así que ya oficia misas en su Realejos del alma, desde donde cada día se desplazaba a Aguere en un ejercicio de radioescucha que le permitía, más que fiscalizar, velar por la pureza de la emisión y el rigor de la expresión y los contenidos. A mejorarse, páter).
Siempre agradeceremos a José Siverio su confianza y su magisterio para orientar, primero, la actividad como corresponsal en el Puerto de la Cruz; y luego, cuando la vocación cobró carta de oficio y medio de vida, como conductor del programa “Radio Deportes”, del que aún nos hablan tantas y tantas personas. Allí, tuvimos oportunidad de realizar también un espacio musical y en la última etapa, coincidiendo con los primeros años de democracia, editar informativos.
Hoy, cuando los recuerdos se amontonan, podemos medir lo entrañable de aquel equipo y de aquel ambiente, pese a las diferencias, pese a las tensiones que surgían, pese a las incertidumbres de la realidad política y la singularidad del medio. Tan sólo superar las limitaciones tecnológicas, ingeniárselas para transmitir una información o grabar en el momento límite, era ya un reto apasionante.
Tomar o leer esquelas, relatar las farmacias de guardia, actualizar la denominada “guía comercial”, aprovechar algunas transmisiones en cadena para adelantar grabaciones, pasar de un estudio a otro en pleno directo, corregir algún texto precipitadamente para los locutores… todo aquello, en el fragor de la inmediatez y del escrupuloso respeto a los horarios, era la radio de los setenta y principios de los ochenta.
Era Radio Popular de Tenerife, con Isabel Dorta y con otros muchos compañeros siempre motivados, los que profesaban el amor por la radio bien hecha. Los nombres de Mititi, Marisol Fariña, Adrián Alemán, Miguel Tejera Jordán, Pepe Sánchez, César Fernández Trujillo, Sagrario, Ildefonso Etopa, Alvaro Castañeda, José Moreno, Deogracias, Andrés Siverio, Amaro Toste… Algunos, lastimosamente, ya no están entre nosotros. Y luego, los operadores de control, aquellos que hacían realidad la magia de la emisión: Luis Rodríguez, los hermanos Santiago y José Antonio García, que continúan con Radio Taoro, el otro Santiago García y Alberto Rodríguez, el último en incorporarse.
Era la Radio Popular de títulos y programas que destacaron por su sobriedad y su continuidad: Meridiano Insular, El mundo del elepé, Sala de audiciones, Radio Deportes, Discorecuerdo, Radio Revista, Tablero Deportivo, Tiempo de Juego, Faenando, Al encuentro del tema, El remache… Perdón por las omisiones.
Ya en la primera mitad de los años ochenta del pasado siglo, las cosas empezaron a ser diferentes. La restructuración de la cadena generó otra dinámica y otros hábitos de funcionamiento. Además, la competencia lanzó su ofensiva innovadora a la conquista de audiencias. Años después, por el empeño de José Carlos Marrero, actual director, y Guillermo García, aún hacemos alguna colaboración que propicia seguir vinculados al medio y a aquella casa que ahora cumple cuarenta años, donde aprendimos sin cesar y donde se fraguaron muy gratas experiencias humanas y profesionales, siempre con amor por la radio bien hecha.

3 comentarios:

Gregorio Dorta dijo...

No se como agradecerte tantas vivencias en esa hermosa emisora y este precioso artículo está para enmarcalo, porque la verdad nos recuerda con mucha nostagia nuestro paso por esa gran familia que fue en su momento Radio Popular de Tenerife.

Santiago dijo...

Que tiempos?, que recuerdos?.
Gracias Salvador, espero algún día compartir un café y recordar viejos tiempos.
Santiago G.L.

Juan Daniel González dijo...

Hola maestro, buenos días:
Como comenta Santiago más arriba, que recuerdos..., cuantas anécdotas.
No estaría mal que en algún momento nos reuniésemos alrededor de un buen vaso de vino y un "cacho" carne.
Un abrazo.
Juan Daniel González.-