jueves, 29 de enero de 2015

DONACIONES

Una información periodística, aparecida en el diario La Opinión, destaca la disminución en las reservas de sangre en la Comunidad Autónoma de Canarias como consecuencia de la falta de donaciones.


De inmediato nos preguntamos si, de súbito, se había evaporado esa cualidad de los canarios, generosos a la hora de donar, con respuestas muy estimables en las campañas específicas que recorren ciudades y pueblos de las islas. La solidaridad se demuestra con hechos, esto es, plasmando y materializando aquellos propósitos que se formulan en declaraciones y programas. Precisamente, las respuestas de los canaries con sus donaciones han sido siempre una referencia, han sido expuestas como una prueba de la solidaridad de los canarios.

Parece ser que las causas de la reducción obedecen a los relajamientos que se observan en períodos vacacionales. Hay etapas de respuestas masivas pero también otras en las que ya no son tan numerosas.

Los niveles de sangre registrados por el Instituto Canario de Hemodonación y por toda la denominada Red Transfusional son suficientes para atender las necesidades del sistema sanitario canario. Este dato lo ilustra: desde el 1 de enero hasta ayer, se han obtenido mil trescientas donaciones más que en el mismo período del año anterior.

Tranquiliza saber, por otro lado, que la distribución de hemoderivados a los hospitales y centros sanitarios, de acuerdo con los protocolos de coordinacíon establecidos, está garantizada dependiendo de sus necesidades.

De todos modos, confiando en que tras los ciclos festivos las cosas se normalicen, habrá que insistir en la sensibilidad. Que no se pierda esa buena costumbre de donar sangre. El agradecimiento de quienes la necesitan será eterno.





1 comentario:

El camarón de la isla de Tenerife dijo...

Estimado amigo.
La situación es la consecución de transfornar el ICHH en un echadero partidista para cuotas electorales y eechaderos amigos. Eso, además de campañas publicitarias a medios colegas, muy colegas, o medios 'enemigos' que pasan a ser amigos previo paso por caja. Una pena. Los donantes están tristemente escaldados y eso se ve en las reservas. Que vuelvan a las campaña solidarias de todos los medios y que le quiten a alguno el jueguetito. Un abrazo. Paco Almagro.